Hoy más que nunca las buenas formas son tan importantes en la enseñanza en el pueblo español que se han olvidado de que una cosa es una buena forma de actuar y otra, una “forma tonta” de actuar. España se ha olvidado de la lección de Cristo, N. S., cuando quieren violar lo más sagrado. En aquel pasaje bíblico, Cristo, por infinito amor, al ver cómo trataban el templo, hizo un látigo de cuerdas[1] y los echó fuera del templo ¿Dónde quedó las buenas formas y la educación como paradigmas de comportamiento? En esta enseñanza Cristo demostró que las buenas formas y la educación no son paradigmas del acto justo, sino lo proporcional, a saber, a la defensa de lo más sagrado le corresponde fuerza, ímpetu, violencia tanto en el actuar, tanto en las palabras. ¿Qué hubiera pasado si Franco y demás generales no hubieran atendido esta enseñanza y hubieran actuado según las “buenas formas” y educación” para derrocar al gobierno golpista social-comunista? ¿Qué entiende hoy el pueblo español? Todo lo contrario, las buenas formas y la buena educación son tomadas de manera absoluta y necesarias. Repasemos algunos hechos históricos a ver si realmente los españoles han olvidado esta enseñanza y han hecho su propio paradigma de toda acción. 

El 24 de octubre del 2022[2], a través de una carta del secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez, se instó a dar cumplimiento en virtud de la recién aprobada Ley de Memoria Democrática» mediante la exhumación y posterior traslado de los restos de Gonzalo Queipo de Llano y Sierra y de Francisco Bohórquez Vecina. ¿Cuántos se indignaron? ¿Cuántos salieron a las calles para evitarlo o manifestar públicamente el repudio ante tan vil acción? Pero como las “buenas formas” hoy en los españoles es una regla absoluta para todo comportamiento individual y en comunidad, el 03 de noviembre se hizo efectiva la exhumación y movilización de los cuerpos sin resistencia. 

24 de octubre de 2019, exhumación del cuerpo del generalísimo Franco, liberador del yugo comunista y socialista, así como responsable de la reestructuración y resurgir de España ¿Cuántos se indignaron? ¿Cuántos salieron a las calles para evitarlo o manifestar públicamente el repudio ante tan vil acción? La primacía de “las buenas formas” hicieron del actuar del pueblo español una “tonta forma” de actuar, incólumes, desde el televisor, periódicos, algunos escribían en redes sociales, hacían vídeo reacciones ¿y por qué no hicieron manifestaciones? 

Si somos profundos en esto, nos daremos cuenta de que el problema viene de mucho antes, a saber, la publicación de la constitución española de 1978, un 29 de diciembre de 1978 ¿Nadie se enteró que esta constitución ha reducido y equiparado a la Iglesia Católica con otras confesiones[3] en detrimento de Las Leyes Fundamentales de 1958[4]? ¿Dónde estaban los pastores de España, obispos y sacerdotes? ¿Dónde estaban los fieles católicos? ¿Dónde estaban los patriotas al enterarse que la coalición Unión de Centro Democrático tenía el poder gracias a ser elegido Adolfo Suárez? ¿Acaso no sabían que esto suponía a la coalición antifranquista en el poder? ¿Acaso no han sabido de la resistencia a los tiranos y leyes tiranas? ¿No sabían que esta transición terminaría por perseguir el franquismo en detrimento de España? 

Esta pasividad del pueblo español frente a estos escándalos tiene una sola respuesta: un pueblo dormido en un letargo sueño. Esto se debe a que hoy impera el paradigma nuevo del comportamiento español, a saber, las “buenas formas”, la mal llamada “ser educados” en todo, lo que hace del actuar del pueblo español una “forma tonta” de actuar. Esto es como si en casa de los españoles violaran a sus hijas y esposas y por las buenas formas y ser educado se les mande una carta a los violadores ¿No acaso impera por justicia ejercer la   violencia dejando de lado las “buenas formas” y la “educación”? Así como el ejemplo del violador, políticos, obispos, sacerdotes, periódicos, programas y gentuza que representa la opinión pública han venido sistemáticamente atacando en detrimento de la verdad y de España ¿Qué se ha hecho? Defender la verdad y a España no como lo más sagrado sino como algo accesorio, porque si así no fuera se le defendería como lo más sagrado, como nos lo enseñó Jesucristo ¿Duele leerlo? ¿Duele enterarse de la pasividad con la que el pueblo español ha vivido todo esto? ¡Que duela! Que duela tanto que se desencadene el despertar de héroes magnánimos que corren por sus venas: que despierte de la sangre española la valentía de Don Pelayo, la bravura del Cid, la astucia e inteligencia de Hernán Cortés, la sabiduría de los maestros de Salamanca, la santidad del Rey Fernando, el amor a Dios y a la Patria de los Carlistas y el amor a España y repudio al socialismo y comunismo de Francisco Franco. El resurgir de España y la Cristiandad está en nosotros, en nuestra sangre, en nuestra historia. 

Queridos lectores ¿Cuánto tiempo estarán dormidos? La batalla está más allá del ordenador, televisor y buenos portales web. Espero realmente que se den cuenta de la culpa que se carga por haber recibido tanto, pero no haber hecho lo que se debe hacer por defender lo recibido. 

¡Salid! ¡Marchad! Si Dios está con nosotros ¿Quién contra nosotros?

[1] Juan 2, 15

[2] Noticia extraída de: https://elpais.com/espana/2022-10-24/el-gobierno-reclama-a-la-hermandad-de-la-macarena-que-exhume-a-queipo-de-llano-a-la-mayor-brevedad.html

[3] Constitución Española del 78, cap. II, secc. 1a, art. 16, n. 3.

[4] Cfr. Leyes Fundamentales 1958, II.