El vicepresidente, consejero de Deportes, Transparencia y portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, destacó ayer que el sector de los alojamientos rurales está viviendo “un momento dorado que tenemos que consolidar para convertirnos en un referente de Europa, con el turismo rural como seña de identidad”. “Tenemos que mostrar al mundo que la región cuenta con lugares espectaculares, gastronomía incomparable y patrimonio histórico”, ha apuntado en una reunión con empresarios turísticos de la Sierra Norte que ha tenido lugar en Braojos de la Sierra.

Acompañado de la consejera de Cultura y Turismo, Marta Rivera de la Cruz, del alcalde de Braojos de la Sierra, Ricardo José Moreno Picas, y del presidente de la Mancomunidad de Servicios del Valle Norte del Lozoya, Ángel Martínez, Aguado ha mantenido este encuentro, en un alojamiento rural, donde ha conocido de primera mano la evolución de este tipo de turismo en esta zona madrileña en los últimos meses.

El vicepresidente ha destacado “el gran esfuerzo realizado por las empresas turísticas de la Comunidad de Madrid, en general, y de la sierra, en particular, para adaptarse a los nuevos modelos turísticos y circunstancias derivadas del COVID-19”, y ha afirmado que una situación “tan dolorosa como la ocasionada por el coronavirus también ha propiciado la capacidad de redescubrir la Comunidad de Madrid”.

Este objetivo, ya sobre la mesa del Ejecutivo autonómico, “se ha visto acelerado en estos meses y ha llevado a los madrileños a conocer todos los rincones de la región”, ha señalado Aguado, quien ha recalcado, además, que el turismo rural también “crea empleo, genera riqueza y ayuda a evitar el despoblamiento, ofreciendo alternativas de vivienda y trabajo en los municipios pequeños”.

Optimismo con la previsión de reservas

Los empresarios han transmitido al vicepresidente y a la consejera sus proyectos e inquietudes de cara a el puente de la Constitución, en el que se prevé la ocupación casi total de las plazas de alojamiento rural de la zona. De hecho, la previsión de reservas de casas rurales en la Comunidad de Madrid asciende al 91,8%.

Desde la campaña de verano se han venido manteniendo altos niveles de ocupación rural. De hecho, Madrid encabezó el ranking de comunidades autónomas con más demanda en alojamientos rurales durante el puente de Todos los Santos y el de la Almudena. En la Sierra Norte de Madrid, un área que cuenta con unos 27.000 habitantes, el turismo genera más de 3.000 empleos directos entre alojamientos, campings, restaurantes y actividades.

La Sierra Norte es uno de los destinos de turismo rural de la región madrileña que ofrece una mayor variedad de paisajes y actividades para disfrutar en cualquier época del año. Se pueden distinguir seis áreas -Valles alto, medio y bajo del Lozoya, Valle del Jarama, Sierra del Rincón y Sierra de La Cabrera- que alojan en su territorio 42 municipios.

 

i