A  lo largo de mi vida profesional hablé con muchos personajes (unos famosos e importantes y otros vanidosos que se creían importantes), pues les aseguro que hablar con Don Gonzalo (yo siempre le llamé "Don" a pesar de él)  Fernández de la Mora era una delicia, y no sólo por lo que decía sino por el cómo lo decía. Eso sí, para seguirle había que ser "mú leído", porque él lo había leído todo. Tal vez por los años que se pasó como crítico de libros de ABC o por ese ansia de saberes que caracteriza al verdadero intelectual ( y él lo era como los mejores)

             Pero, hoy me ha salido del baúl de mis recuerdos porque he leído en algún sitio que Don Santiago Abascal ("Santi" para sus amigos) le va a dedicar máxima atención al tema de las Autonomías y mi  mente me ha retrotraído a una comida que tuve con Don Gonzalo. Fue en la cafetería "California 47" (de tan trágico recuerdo) dos días antes del Referéndum que aprobó la Constitución vigente (6-12-1978) y por casualidad, ya que fue un encuentro fortuito, él venía de no sé donde y yo iba para una reunión de no sé qué.

                     --- Hombre, Director  (sí, yo era Director de "El Imparcial" y le publicaba casi todos los artículos que escribía), me alegra verte. Te acabo de enviar un artículo que me gustaría que publicases mañana mismo.

                      ---  Eso está hecho. ¿Y por qué esa prisa?

                      ---  Porque voy a votar NO a la Constitución y quiero que mis amigos y los que no lo sean, también, lo sepan. Yo no soy de los que se esconden... y de esos hay muchos, ya lo sabes.

                     --´Te veo como muy radical, Don Gonzalo, tan mal la ves.

                    ---  Mira, Merino, sólo te digo una cosa, si esa Constitución sale adelante, y va a salir, España irá en directo al abismo. Incluir lo de las Nacionalidades y lo de las Autonomías llevará, sin duda ninguna, al desastre. Pero cómo no se han dado cuenta que detrás de las Nacionalidades vendrán las Naciones y de inmediato los Estados independientes...¡y adiós a España!... ¿Y lo de las Autonomías? ¡Están locos!  ¿Cómo va a soportar un país pobre 17 Gobiernos, 17 Parlamentos y todo lo que eso conlleva de clientelismo y amiguismo y corruptelas?... Conmigo que no cuenten.

                      --- Pues, Don Adolfo está como un Pavo Real con "su" Constitución y su Estado de las Autonomías.

                     ---  Sí, eso ya lo sé, pero algún día pagará lo que está haciendo con España.

                    ¡Ah, se me olvidaba, que yo había ido a comer a mi cafetería preferida por sus dos especialidades únicas: sopa de cebolla y morcillo en su jugo!