El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha anunciado este viernes su intención de prohibir en el país la red social china TikTok, que Washington ve con recelo por motivos de seguridad nacional.

"En lo que respecta a TikTok, lo vamos a prohibir en Estados Unidos", ha dicho Trump en declaraciones a periodistas a bordo del avión presidencial Air Force One rumbo a Washington desde Tampa (Florida).

descarga_7

"Tengo esa autoridad. Puedo hacerlo con una orden ejecutiva", ha afirmado el mandatario, quien ha precisado que planea tomar la decisión este mismo sábado como pronto.

Dudas de sus vínculos con el Partido Comunista Chino 

A principios de mes, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, ya dejó entrever que el Gobierno de Trump consideraba restringir el acceso a TikTok en territorio estadounidense ante la posibilidad de que Pekín esté utilizando la red social como un medio para vigilar y distribuir propaganda.

En un evento organizado por el diario The Hill, Pompeo explicó que la Administración estaba valorando imponer sanciones y aseguró que "en breve" comunicarían al público "la serie de decisiones" que se han tomado.

descarga_8

TikTok es una red social desarrollada por ByteDance, con sede en Pekín, en la que se comparten videos cortos y que ha logrado un gran éxito entre el público adolescente, pero que a la vez ha levantado grandes dudas acerca de la seguridad de los datos de los usuarios y de sus vínculos con el Partido Comunista Chino.

Microsoft podría estar negociando su compra 

La tensión entre EE.UU. y China ha aumentado en los últimos meses azuzada por la pandemia de coronavirus en la que ambos países se culpan mutuamente.

La noticia se conoce horas después de que el diario The New York Times informara  que Microsoft negocia la compra de la popular aplicación de vídeos.

Las fuentes consultadas por el diario no especificaron en qué punto se encuentran las conversaciones, que podrían desembocar en la entrada del gigante Microsoft en el accionariado de la aplicación, propiedad de la empresa china ByteDance, valorada en unos 100.000 millones de dólares.