Zbigniew Brzezinski, ex-consejero de Seguridad Nacional durante el mandato de James Carter, dejó escrito en su libro Entre dos edades: El papel de Estados Unidos en la era tecnotrónica, 1971, que " la era tecnotrónica involucra la aparición gradual de una sociedad más controlada y dominada por una élite sin las restricciones de los valores tradicionales, por lo que pronto será posible asegurar la vigilancia casi continua sobre cada ciudadano".

Semidioses y esclavos

Control y vigilancia totales. Y una sociedad dividida, encaminados hacia ella vamos, de semidioses y esclavos. Homo deus versus homo hormiga. Ya saben, objetivo del Nuevo Orden Mundial: tiranía global. Y la religión global, ecuménica digamos, pieza clave. Y recordemos las luminosas palabras del nuevo colaborador de ECDE, mi admirado Enric Costa. "Todas las religiones creen en la pandemia como Palabra de Dios". Amen.

Y recordemos, también, a Pancho Primero de la Pampa en su postrera gansada letrada, Tutti Frutti, vulgo Fratelli Tutti. Filantrópica verborragia, propone un gobierno mundial al que los gobiernos nacionales deben ceder todo su poder. El ser humano, único e irrepetible, huella divina, evaporado en esa difusa melaza denominada "familia humana". Y, desde luego, los ideales masónicos, perfectamente exhibidos.

Por qué la mayoría de los católicos son covidiotas

Parroquia de la madrileña localidad de Valdemoro. Hasta el infinito y más allá. Tan análogos los rituales de ambas iglesias, habilísima y retorcida transferencia de sacralidad. De iglesia católica a  iglesia covidiota del santo bozal. Repasemos, pues.

Iglesia_de_Valdemoro

El ritual sagrado de frotar compulsivamente el tóxico hidrogel. Imponer el hábito del liberticida bozal. Un oráculo-termómetro que determina si eres digno. Aprovechándose siempre del miedo y la buena fe de la gente. Y prometiendo un (inexistente) paraíso al final del túnel, una “salvación” llamada vacuna genocida. En fin.