¡EL 12 DE OCTUBRE DE 1492, NUESTRA REINA MADRE DESCUBRIÓ AMÉRICA, NO FUE COLÓN, QUE SIN DARSE CUENTA TROPEZÓ CON ELLA!

La  Reina Madre, su Alteza Real Dª YSABEL, LA CATÓLICA, representa; El 12 de Octubre, la Hispanidad, …., y desarbola la Leyenda Negra, con su ingente trabajo, rubricado en el Testamento, mejor que jamás se ha escrito. Con ello despoja de la mentes embasuradas, a los         miserables engendros de dentro y de fuera, que odian a España y a sus Reinos cristianos de la época

Nuestra Reina madre, fue la mejor católica, la mejor mujer, la mejor Reina y dirigente de toda la historia mundial

Su fe, su humildad, su austeridad, su sabiduría, su valentía, su continuo trabajo, su excelencia, …, la hacen ser la mejor Reina, la mejor Gobernadora, la mejor y más eficaz, dirigente, que jamás ha existido en el mundo.

Pero, su figura se agiganta más y más, viendo a estos monarcas corruptos, herejes, miserables, indeseables, cobardes y traidores, impuestos por los gabachos, para arruinarnos a través de los siglos y destruirnos.

Mientras la estatua de nuestra Reina es quitada del sitio preferencial en el Capitolio de California, después de 137 años, presidiendo la enorme sala redonda, debajo de su cúpula., hechos realizados por las autoridades californianas, como meros talibanes de la ignorancia. Cuando han sido derribadas, estatuas emblemáticas de Colón, de conquistadores, de Santos, solo me queda comprender una cosa y es que estos Gringos, quieren volver al “Tapa Rabos”, no hay otra, pues rechazan el Legado y la cultura, que los españoles les dejaron, para que fuera una Nación occidental y culta.

Quizás estos miserables Gringos, hayan aprendido de los talibanes criminales y republicanistas, que aquí padecemos, viendo como tiraron la estatua del Fundador de La Legión, D. José Millán-Astray, en su ciudad natal de La Coruña,…, y tantas otras, más la profanación del cuerpo del jefe Supremo de los Ejércitos y Caudillo de España, que cometió el error de su vida, coronando a un engendro satánico, para la destrucción de la Patria, por aquello de su cariño, bondad e incauto, que no se percató de que era un Masón, como lo fue Alfonso XIII y toda su recua y sicarios que les ensalzan.  

Los muchos enemigos de nuestra Patria, que siempre lo fueron desde siglos y lo fueron por la envidia, que les suponía la inmensa Grandeza y Gloria, que nuestros antepasados demostraron por todo el orbe, por todos los mares, por todos los océanos,  por todos los continentes, por todas las tierras.

Esos enemigos, que siempre lo fueron; Ingleses, franceses, holandeses, …,, todos esos negreros, que trataron como animales a los esclavos encadenados desde África, para su uso como era maquinaria barata y esos estadounidenses que los usaron a su servicio para los trabajos de 18 horas, en sus campos de maíz, cereales, melonares, …., a cambio de latigazos, un poco de agua y un mendrugo de pan. Y esos mejicanos también, aquellos que recogieron a los rojos huidos y a los entregaron las innumerables joyas, piedras preciosas, dinero, oro, plata, cuadros, .., de incalculable valor, robadas en nuestra Patria a su huida, en el Yate Vita, para que fuera la “carta de presentación” y a cambio los trataran bien y no como traidores y cobardes huidos.

Respecto a la falsa Leyenda negra, está el testamento de nuestra Reina Madre, que la destruye, con sus actuaciones durante toda su vida y concediendo derechos absolutos, a los pueblos indígenas, una vez que los españoles arribaron a aquellas tierras.

El día 12 de Octubre, DÍA DE LA HISPANIDAD, ahora nuestros pueblos al otro lado del charco, lo llaman o denominan, de formas dispares e insólitas, como insulto y desprecio a una España que les dio de todo. Esos, que como miserables desagradecidos, imitan a los de aquí dentro, un 50%, de puercos y ratas, nacidas aquí, que no españolas, que aprueban esos insultos, teniendo nuestros verdaderos enemigos dentro y en las más altas instancias.

Los Gringos, esos indígenas con taparrabos, que nosotros vestimos, muy italianizados todos ellos, aluden y celebran el día de Colón y a la Nación, que supuestamente, le vio nacer, pero estos miserables no reconocen dos cosas:

1º).- Cristóbal Colón, no descubrió ese continente, sino que se “chocó con él” y que luego injustamente se llamó América, por el portugués Américo Vespucio y la Gula de un Papa injusto, cuando se tenía que haber llamado “La Nueva España” o la Ysabela

2º).- Colón, llegó allí, porque la Empresa, el dinero, las carabelas, los tripulantes,…, todo era pagado por el Reino de Castilla y salió de nuestras arcas, para que el Almirante, supuestamente genovés, pudiera cumplir su sueño, que no era precisamente descubrir un nuevo mundo, sino llegar a las tierras de las especias, para traer los navíos cargados de ellas. Al parecer, los planos y documentos que aportó a nuestra Reina Madre, no estaban suficientemente estudiados, pues de haberlo estado, no hubiera chocado con el nuevo Continente.

A todos estos Países, que ahora, no reconocen la inmensa riqueza que los españoles les dejamos, se les olvida, que allí enterramos más dinero que el que sacamos. Nada más hay que ver los monumentos varios; Iglesias, Catedrales, Conventos, Palacios, Castillos, Fortines, …., Escuelas y Universidades, mientras que en los Países europeos del viejo continente, aún, no conocían que era eso de las universidades.

Pero también, se olvidan, que allí les culturizamos con; la religión, el idioma, las técnicas de riego, adelantos de todo tipo desconocidos, la construcción de edificios con piedra y ladrillo, en lugar de cabañas con piel animal y la cultura moderna de la que ahora disfrutan, pero no solo eso, sino que además, les vestimos, porque estaban desnuditos, con una hoja o un piel, como tapa rabos.

Y los gringos, esos miserables, de los que hablaba y escribía con absoluta valentía y en la excelencia, mi Caudillo D. Blas Pilar, con su fantástico escrito sobre esos miserables a los que llamó “HIPÓCRITAS”. No recuerdan, que se alzaron con la propiedad de esos Estados mal llamados americanos, contra sus “amigos” los piratas y corsarios, gracias al apoyo español, tanto con el apoyo de nuestros soldados, como el armamento que le proporcionamos de todo tipo y los baúles de dinero, venidos desde Castilla, para alzarse con el triunfo, del que tanto presumen.

Y encima esos “Hipócritas”, en agradecimiento, nos robaron los pueblos que eran nuestros, con muy malas artes, como siempre hacen.

Dicen, hablan, ladran y gritan siempre, llamando persistentemente todos ellos y la mayoría de este pueblo miserable que padecemos, con el nombrecito, que oigo hasta la saciedad de: “Latinoamérica”, ¡seréis gilipollas!, la América Central y la América Sur, se llama: “Hispanoamérica” y en todo caso, por culpa de Brasil, la podríamos llamar “Iberoamérica”, pero nunca como el 98% de las gentes la llaman o es que ¿Acaso estuvieron allí descubriéndola franceses e italianos? ¡Imbéciles!

Y encima os quejáis de la puñetera Leyenda Negra, cuando vosotros, no reconocéis que ese continente fue descubierto por los españoles, de casualidad, de chiripa, pero fueron los españoles los que allí primero llegaron, pacificaron a las tribus indígenas y les dijeron que no era bueno los ritos satánicos, con las matanzas de jóvenes doncellas o personas, sacrificadas, en honor al dios de las lluvias, al dios del sol, al dios de la luna, al dios de las tinieblas, …., y menos comérselas.  

¡VIVA CRISTO REY!

¡VIVA HISPANOAMÉRICA!

¡VIVA LA HISPANIDAD!

¡ARRIBA ESPAÑA!

Isabel la Católica: Testamento de Fe - Versión completa

Testamento de Isabel la Católica

Borrando a la Reina Isabel