El progreso se llama eutanasia.   

   Viene bajo forma de inyección letal.

   Para enfermos, ancianos y deprimidos

   será la solución final. 

 

   ¡Viva el suicidio asistido!

   Va a ser imposible objetar.     

   Estudié la carrera de medicina

   para hacerme homicida profesional. 

 

   Avanzan los derechos humanos.

   Triunfa la sociedad del bienestar.

   A los viejos e impedidos

   los vamos a eliminar.

 

   Será cosa de un momento.

   Ya no nos molestarán.

   Con un simple pinchacito

   sus sufrimientos cesarán.

 

   Eutanasia obligatoria

   a partir de determinada edad        

   para arreglar las pensiones

   es la receta ideal.