Cuando el Policía Nacional Miguel Jarque, disfrutaba de su jubilación en su pueblo natal, Santa Cruz de Moya (Cuenca), nada hacia presagiar que su vida iba a dar un giro radical.
 
Fue en marzo de 2020 cuando contrajo el maldito COVID-19 y lo puso al borde del abismo, en el hospital es donde comenzó a escribir un libro sobre sus vivencias en los GEOs a los que había pertenecido durante catorce años.
 
Este , ya sexagenario, Policía Nacional jubilado, fue testigo y partícipe de la transición española, con hechos tan importantes como el 23F, Barcelona 92, la Exposición de Sevilla ....etc.
 
Los últimos catorce años de su profesión estuvo en la Comisaría General de Información, en una unidad técnica para obtener información,  un trabajo determinante en el combate contraterrorista. La información ya elaborada, en múltiples ocasiones se elevaba a su antigua unidad del GEO para conseguir detener a los terroristas. 
 
Entrevista