Todos conocemos a Pedro García Aguado como el 'Hermano Mayor' de Cuatro TV. Sin duda, su participación en este programa le ha abierto las puertas en el mundo de la comunicación, y ha logrado alzarse como una figura televisiva de gran relevancia. 

Pero la figura de Pedro va mucho más allá de la televisión. 

1418344753_941657_1418344875_noticia_grande_2

SU TRAYECTORIA DEPORTIVA

pedro-garcia-waterpolo_2

Comenzó en la escuela madrileña de waterpolo con Mariano García. En 1986 se mudó a Barcelona, donde se estableció en la 'Residencia de Deportistas Joaquín Blume', en Esplugas de Llobregat, donde residían también los futuros medallistas olímpicos de Barcelona 1992.

Pedro García Aguado | Sobre mí

Aguado fue internacional absoluto con la Selección Nacional de Waterpolo en 565 ocasiones, consiguiendo entre otros títulos, campeón olímpico en 1996 y mundial en 1998.

Entre otras distinciones individuales, fue elegido mejor jugador de la liga española de waterpolo en 2001 y nombrado miembro de La Real Orden al Mérito Deportivo en la categoría de Oro.

El oro que España deseó durante cuatro años - Las Merinadas Deportivas de  Edu

SU CARRERA TELEVISIVA

pedro_garcia_aguado_2

gr-padres--575x323_2

Vivimos sumergidos en la pesadilla de la Covid 19, y sería interesante
conocer cómo lo estás viviendo en tu día a día, en tu entorno, familia.
¿Cómo está siendo para ti vivir este tiempo de pandemia?

La verdad que están siendo momentos difíciles, de los que yo ya he
vivido en otras ocasiones en mi vida y por eso quizá estoy con la cabeza
puesta en lograr objetivos y no tanto en la queja, aun teniendo muchos
motivos para estar enfadado.

¿Durante el mes de marzo, cuando iniciamos el confinamiento más duro
que jamás imaginamos, en qué ocupabas tu tiempo?

Por esas fechas, hacía un mes que había dimitido de mi cargo como
Director General de Juventud para continuar con la labor que venía
realizando antes del cargo y que era la de emprender proyectos sociales
e impartir conferencias relacionadas con la prevención de conductas de
riesgo, adicción y los problemas de conducta en el ámbito del hogar.

¿Sentiste ansiedad? ¿Miedo? Como el resto de los mortales...

Sentí rabia, tristeza, ira, porque me quedé a cero, tenía apalabradas
más de 25 conferencias de las que el 100% se anularon. Por el contrario,
echo la vista atrás y pienso que me vino bien el parón ya que me dió la
posibilidad de enfocar mis esfuerzos hacia nuevas formas de ayudar a los
demás y de una vez por todas parar la inercia mediática contaminada que
traía por mi fugaz, pero intensa vida en un cargo público. Sin embargo
por el tema económico, aún me estoy recuperando.

¿Qué te hacía superar los peores momentos? ¿Aquellos tan duros en los
que las cifras de muertes eran insoportables de asumir?

Sin dejar de ser consciente de lo que estaba ocurriendo, me aparté de
las noticias y empecé a consumir otros contenidos más productivos ya que
era consciente de la manipulación a la que estábamos siendo sometidos,
eso me provocaba verdadero asco e impotencia por no poder hacer nada.
Pensé en mi madre, una mujer muy luchadora, en mi padre que sí estaba
asustado. Eché mucho de menos a mi madre que había fallecido años antes,
la tuve muy presente y pasé el duelo que por otras circunstancias no
había pasado.

Pasado ya el verano, las navidades, estamos encarando la tercera ola,
y cada día los medios muestran las actitudes irresponsables de muchos,
entre ellos, algunos jóvenes. Nos gustaría conocer tu opinión sobre este
comportamiento que tanto escandaliza a la sociedad. ¿Qué está ocurriendo
entre los jóvenes que semana tras semana acuden a fiestas ilegales?

Las actitudes irresponsables no son sólo por parte de los jóvenes como
bien señalas en tu pregunta, no soy partidario de señalar a toda la
juventud ya que imbéciles, temerarios y estúpidos ideologizados, los hay
en todos los segmentos de población, y en esta pandemia se está viendo
que, además de estos grupos, parte de la clase política está usando lo
que ocurre para conseguir votos, más preocupados de sus estrategias que
de las personas. Por eso, sin quitar responsabilidad a una parte de la
juventud, pienso que, lamentablemente y de la peor manera, se está
criminalizando a los jóvenes cuando ha sido a ellos a los que no se les
ha hecho ningún tipo de pedagogía para afrontar esta situación, se ha
minimizado el riesgo de ser joven ante los contagios y sus consecuencias
o si no miremos la hemeroteca y las declaraciones de Fernando Simón. Y
si tuviera que decirles algo a esos jóvenes les diría que hay otras
formas de mostrar rebeldía e inconformismo. Que fueran más inteligentes
emocionalmente.

¿Se sienten intocables?

Se ha escondido la gravedad de esta enfermedad, se han dulcificado sus
consecuencias desde las autoridades y se les ha dicho que ellos lo
pasarían como si de una gripe leve  se tratara. No se sienten intocables
se sienten inmunes y con muy poca conciencia de riesgo.

¿Crees que fallan las campañas de concienciación, que sin duda, se han
echado en falta durante todo este tiempo?

Sí, por supuesto, pero no forman parte del mundo ideal donde les quieren
hacer creer que viven. Les quieren tontos, desinformados, inmaduros y
hasta infantilizados me atrevería a decir.

¿Deberían difundir campañas orientadas específicamente a los jóvenes,
para que sean conscientes de que ellos también pueden ser víctimas del
Covid?

Se han hecho, pero han durado muy poco. Había una la del "pim pam fuera"
un anuncio que me pareció espectacular, del tipo de los anuncios
aquellos de tráfico que te hacían levantar el pie del acelerador porque
mostraban como la imprudencia costaba vidas. Pero quizá pensaron que era
demasiado fuerte para esa parte de jóvenes malcriados, consentidos, los llamados rebeldes del bienestar y que les traumatizaría.

A tu juicio, ¿qué medidas de control deberían realizarse para evitar
esa concentración tan alta de jóvenes en fiestas? ¿Más multas o algo
está fallando mucho más allá de una sanción?

Sanciones económicas altas, pedagogía: asistir a talleres de
concienciación para los jóvenes y para los padres, servicios a la
comunidad como puede ser ayudar a enterrar a los miles de
fallecidos,trabajar en un tanatorio y observar el dolor de las familias
que han perdido a alguien por el covid. Privación de libertad en los
casos más flagrantes de irresponsabilidad,considerándolos como delitos
contra la salud pública y aplicando las penas que el código penal
incluya para tal efecto. Pero repito, no sólo a los jóvenes, a toda
persona que que se salte las normas, incluso a los políticos.

Es cierto que muchos jóvenes perciben que se les está
'criminalizando', y siendo justos, la gran mayoría de ellos cumplen las
normas. Es más, les está tocando vivir un tiempo que va en contra de lo
que más necesitan, socializarse con los demás, sentirse unidos a un grupo. ¿Qué problemas pueden afectar psicológicamente a los jóvenes, que, cumpliendo las normas sienten que se les está escapando una etapa fundamental de sus vidas?


Ni se les está escapando una etapa crucial de sus vidas, ni tiene por qué
quedar ninguna secuela psicológica. De las adversidades se sale
reforzado, más capaz, sabiendo darle la vuelta al argumento, con más
sabiduría excepto en aquellos casos en los que la educación recibida no
favorezca estas actitudes. Entonces, sí que según la educación recibida,
superar esta época va a ser más difícil para unos que para otros. Será
más difícil para aquellos que se han criado en la sobreprotección, en el
consentimiento, en la ausencia de normas y límites. Los que no saben
gestionar la frustración, estas personas, jóvenes o no, sufrirán más.

¿Qué aconsejas tú a estos jóvenes para que no caigan en problemas de
ansiedad a causa de las restricciones y confinamientos?

Rutinas, hábitos, asearse y vestirse cada mañana como si fuera un día
normal, luchar contra la apatía, contra la pereza, mantener unos
horarios ajustados a, momentos de socialización, ocio, estudio, no de
unos mucho y de los otros poco. Trabajar los pensamientos positivos y
gestionar los negativos o improductivos, consumir buena información y no
caer en la infoxicación.

¿En qué deberían invertir más tiempo nuestros jóvenes para
sobrellevar esta situación?

Crecimiento personal y desarrollo de la inteligencia emocional.

¿Cómo ves el futuro post-covid? ¿Eres optimista?

Sí, en cuanto la vacuna haya hecho su trabajo y estemos la mayoría
vacunados volveremos a salir, a relacionarnos, a viajar, etc. Quizá
sigamos usando mascarillas en algunos lugares a modo de protección, pero
no creo que tengamos que guardar distancia social. El contacto físico,
darse la mano, un abrazo, una caricia en un momento dado puede ayudar a
mejorar tu estado de ánimo.

¿En qué proyectos te ves próximamente?

Estoy ayudando a personas a conseguir sus objetivos a través de
formaciones online, oriento a familias hacia la mejora de la convivencia
en casa, atiendo a pacientes con la ayuda de mi socio y mi equipo en el
centro terapéutico www.centrotempus.es
De la mano de Negotia, un bufette de abogadas de Valladolid, hemos
lanzado Parenting:
Parenting es una filosofía de vida que parte de la premisa: “la pareja
se rompe,  la familia no”.
El “pensamiento Parenting” entiende la separación de pareja como un
proceso de cambio, de renovación. Parenting es un acompañamiento tanto a
nivel jurídico como emocional.
Parenting es una experiencia que os acompaña en este proceso para que no
os sintáis  solos y toméis  vosotros las decisiones adecuadas y no
alguien externo.

Personalmente, ¿qué has aprendido de esta pandemia? ¿En qué te ha
cambiado?

Lo que he aprendido es a valorar más el aquí y el ahora, es a darme
cuenta de que la vida pasa muy rápido y me revelo contra el deseo de
satisfacción inmediata, la impulsividad, la estupidez, el aborregamiento
de una sociedad adormecida. Me ha cambiado en querer estar más tiempo
con los míos y en querer seguir ayudando a muchas personas, pero mejor.