El primer y fundamental motivo por el que las mascarillas son inútiles en el caso de la presunta covid-19 es que no se ha probado que exista esa nueva enfermedad ni que la cause un supuesto coronavirus que jamás se ha aislado ni se podrá aislar del mismo modo que no se han aislado ninguno de los llamados “coronavirus humanos”. Punto final. Ciencia.

Bozales y más allá. Nos están torturando de todas las maneras posibles. Tortura. Física, emocional, psicológica. Agresión salvaje. Ataque a nuestras salud, libertad y humanidad. Ataque contra la población sin  precedentes.

Autoridades, torturadoras

La Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del vigente Código Penal (BOE 24 de noviembre de 1995) establece en su artículo 174.1: “Comete tortura la autoridad o funcionario público que, abusando de su cargo […] por cualquier razón basada en algún tipo de discriminación, sometiere [a cualquier persona] a condiciones o procedimientos que por su naturaleza duración u otras circunstancias le supongan sufrimientos físicos o mentales, la supresión o disminución de sus facultades de conocimiento, discernimiento o decisión o que, de cualquier otro modo atenten contra su integridad moral”.

Y en su artículo 173: “El que infligiera a otra persona un trato degradante, menoscabando su integridad moral será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años. Con la misma pena serán castigados los que, en el ámbito de cualquier relación laboral o funcionarial y prevaliéndose de su relación de superioridad, realicen contra otro de forma reiterada actos hostiles o humillantes que sin llegar a constituir trato degradante supongan grave acoso contra la víctima".

Incumplir leyes injustas, deber moral

Incumplir las leyes injustas deviene deber. Preponderantemente, ético. Primero dices NO, sin esperar a que el mundo se ponga patas arriba. Y cuando la lucha da comienzo pueden llegar los primeros resultados. Y los vacilantes y tibios y débiles se van uniendo. Y el núcleo se incrementa. O tal vez disminuye. La libertad, puro desafío. Ante la tiranía presente, ha de conquistarse. En todo momento y lugar. Sin descanso. Y asumiendo las consecuencias.

Les paso convocatorias por toda España. Sin bozales. Sin distancias. Sin tortura. En fin.

Screenshot_20201030-033843_Twitter

Screenshot_20201030-152632_Chrome

Screenshot_20201030-152646_Chrome

Screenshot_20201030-152714_Chrome

Screenshot_20201030-152720_Chrome

Screenshot_20201030-152739_Chrome

Screenshot_20201030-152746_Chrome