Si el destrozo de las naves de Cuatro Caminos se consuma, pasarán a la Lista Negra

31 de marzo de 2021- La Asociación Hispania Nostra ha tenido conocimiento de que se está procediendo a la demolición del conjunto de cocheras del ferrocarril metropolitano de Madrid. Con esta demolición desaparece un importante conjunto de patrimonio industrial centenario. Las obras del Metro de Madrid comenzaron el 19 de julio de 1917 y la inauguración de la primera línea se celebró el 17 de octubre de 1919 con asistencia del rey Alfonso XIII.
Las cocheras fueron diseñadas entre 1918 y 1919 por los ingenieros Alejandro San Román y José Valentín de Dorda como depósito y talleres de los trenes del Metro de Madrid. El conjunto de las cocheras constituía el espacio de ensamblaje, prueba y reparación de los coches de la red. Las cocheras se situaron cerca de la estación término de Cuatro Caminos, en un gran solar que, por su orografía en declive y su orientación a norte, era apropiado para este fin.
Gran parte del conjunto que ha llegado hasta nosotros corresponde con las cocheras originales, con un sistema estructural metálico de pilares y vigas en celosía tipo Pratt, de veinte metros de luz en dos naves paralelas. La cubierta es de dientes de sierra orientados a norte, permitiendo así una adecuada iluminación cenital. Los testeros de la fábrica son de ladrillo macizo. Un amplio túnel con dovelas resaltadas une las cocheras con la red del ferrocarril metropolitano. En una ampliación hacia el oeste se empleó cubierta a dos aguas en dos naves gemelas, y posteriormente se extendieron las naves hacia el sur, con una ampliación en los años sesenta del siglo XX.
Las cocheras del ferrocarril metropolitano de Madrid tienen un alto valor histórico y constructivo al tratarse de una tipología realmente avanzada para su época, de un elaborado diseño, lo que las convierte en un ejemplo singular y de gran interés en el contexto de la historia de la construcción industrial en nuestro país.
La Asociación Hispania Nostra incluyó las Cocheras del Metro de Cuatro Caminos en la Lista Roja de Patrimonio el día 12 de mayo de 2015. Si la demolición se consuma, este conjunto pasará a formar parte de la Lista Negra, integrada por los bienes culturales destruidos. Su desaparición será una nueva pérdida para el patrimonio arquitectónico de la ciudad de Madrid