La Generación Z viene pisando fuerte y sabe cómo utilizar las herramientas tecnológicas a su favor. Tras las declaraciones de Trump de prohibir TikTok en Estados Unidos por miedo al posible espionaje de China y los datos personales de los usuarios, miles de tiktokers boicotearon la app oficial de Donald Trump como venganza. El plan consistía en valorar negativamente la aplicación del presidente para que App Store considere cerrarla

a45d96b1-foto-trump-domingo

Se hacen llamar TikTok-tivistas y tienen las cosas claras. Según The Objetive, un internatura en Bloomberg apuntaba que "para la Generación Z y Millenials, TikTok es nuestro club y Trump lo ha amenazado. Si vas a meterte con nosotros, nos meteremos contigo". Cabe recordar que TikTok es la aplicación de entretenimiento favorita de la Generación Z y con más descargas en todo el mundo. El pasado mes de abril, batió el récord del mayor número de descargas en un trimestre, con un total de 315 millones

G5RRSNYCDFA7JAVPSMOSBHZHJU

"Vamos a la guerra"

La campaña online fue impulsada DeJuan Booker, usuario muy popular en TikTok, quien ha animado a sus 750.000 seguidores a tomar replesalias contra Trump. El influencer ha publicado incluso una guía paso a paso sobre cómo valorar negativamente la aplicación de Trump, y cuenta ya con casi seis millones de visitas. "La Generación Z no baja sin pelear" ha expresado Booker, seguido de un "vamos a la guerra".

5f0c90f2e9ff7171271ac2ae

El presidente de Estados Unidos no es la primera vez que se enfrenta a una batalla online contra los jóvenes. La última fue la iniciativa TikTokGate, también con el objetivo de vetar a Trump. Miles de jóvenes, usuarios de la aplicación más famosa de vídeos cortos, reservaron entradas para un mitin de Trump en la ciudad de Tulsa para, después, no asistir. El resultado fue un total de 12.900 butacas sin ocupar de las 19.000 con las que contaba el recinto.