El 28 de diciembre era el día de "Las Inocentadas" a todos los niveles, entre los amigos, entre las familias, entre los enamorados y ¡cómo no! entre los periódicos. Quizás porque la vida  transcurría en paz y nunca pasaba nada anormal, salvo las victorias del Real Madrid de Di Stefano y Gento. En mi baúl me guardé muchas de aquellas "bromas" que se gastaban unos y otros tal día como hoy. Por ejemplo, aquella de ABC de 1971 que apareció en portada con montaje fotográfico incluído: "Ayer, Don Carlos Arias Navarro, el Alcalde de Madrid, fue multado por un policía municipal cuando circulaba con su coche particular por la calle Postas, que es de dirección prohibida... y además conducía sin carnet de conducir". (Naturalmente al día siguiente se desmintió la "noticia" y se aclaró que todo había sido una inocentada)
                   Simpática fue la de la revista "El cartel de Leganitos", de 2005, que decía en portada: "Última hora. El Presidente Zapatero ha puesto a la venta el Palacio de la Moncloa porque quiere trasladar la sede del Gobierno al Palacio de la Granja para librarse de los manifestantes que le atosigan"... y en las páginas de interior hasta se precisaban las condiciones de venta. (En el número siguiente, claro está, se desmintió la "noticia" y se aclaró que era una inocentada.
             Y esta otra, que tenía de protagonista al propio Rey Juan Carlos. Apareció en la Revista "Cinema Club" y decía: "Noticia confirmada. "Cinema Club" ha sabido de buena fuente que SM el Rey Don Juan Carlos ha aceptado interpretar el papel de protagonista en la nueva película que el famoso Spielberg va a realizar sobre la vida de su abuelo Don Alfonso XIII. Se sabe ya que el guión lo está escribiendo el monárquico Luis María Ansón..."
                    Y así podía reproducir muchas de aquellas inocentadas "inocentes! de aquella España encarcelada y torturada por el tirano Franco.
                     Pero, para demostrar que aquella vieja costumbre del periodismo español no se ha perdido del todo  les voy a adelantar la que mañana (o sea hoy) va a publicar mi antiguo compañero Montero Ríos. Dice así (y que me perdone por robarle la sorpresa). "Última hora. Según ha podido constatar "Tierra Mundo" ayer Pablo Iglesias y Santiago Abascal firmaron un pacto de no agresión, durante la comida que celebraron en "Casa Franco" de Getafe, en el que acordaron apoyar la PAZ parlamentaria y la Unidad de España". Eso sí, a los postres firmaron un Manifiesto conjunto que se hará público en cuanto ambos informen a sus Ejecutivas y que, según hemos podido saber de fuentes muy próximas a los personajes serán una bomba política".
           Bueno, sí, eran otros tiempos y a los españoles les quedaban ganas de bromas. Hoy, desgraciadamente, solo queda tiempo para el aborto y la eutanasia.