Hemos dejado atrás un año "destestable" que diría El Fary  ya que el 2020 ha sido el año de NOM. Hemos dejado atrás a varios camaradas, amigos  y familiares por esta puta plandemia orquestada desde China a causa de un pangolín que ha mutado al primer mundo.

 

Quisiera ante todo agradecer a mis familiares, amigos, camaradas y por supuesto a esta casa que es una bocanada de aire fresco en el que permanecer es todo un honor.

 

Todos los años suelo poner en mi muro personal de judeo face, el cara libro de Sión que lideran los yanquis de los hermanos Zuckerberg, la canción de Mecano.

 

Este año no ha sido así ya que me he decantado por poner la canción del artista Hispano Americano. Álvarez Guedes:   titulada.

 

"Me cago en el año nuevo, me cago en el año viejo y me cago en ti" letra muy acorde por supuesto para estos convulsos tiempos en el que nos tapan la boca con un bozal pero de momento no nos la cosen debido a falta de presupuesto ya que el erario público escasea.

 

La escasez es palpable a día de hoy ya que es mucha la necesidad y falta de recursos básicos que nuestros compatriotas no tienen.

 

Por lo tanto el balance de este año es de subsuelo a todos los efectos y caótico ya que muchos están en su lucero y desde el cielo al lado del Padre celestial creador nos vigilan y están atentos al devenir de España.

Camaradas, amigos. Alzad en la penumbra de esta noche la vista al cielo.

 

Cuando nosotros desde el correo de España y yo un servidor humilde y modesto desde esta Santa casa de Álvaro Romero, Javier García Isac, Javier Navascues, José Luís Barceló (mundo financiero)  Rafael Nieto y el gran Eduardo García Serrano con su gran oratoria indiscutible se lanzaron a este proyecto tuve que colaborar en calidad del puesto que se me asignará en él.

 

Daros las gracias a este elenco incombustible en el que sois espejo de muchos jóvenes idealistas como es mi caso en el que nos vemos reflejados y lejos de igualarlos queremos asemejarnos poniendo toda la carne en el asador. Nos traen flojas hasta tal punto.   Las amenazas, las discusiones bizantinas e incluso que perdamos a falsos amigos en la travesía del camino. Pero si nos importa una cosa nuestra segunda madre. España que al igual que discutimos con ella la primera,  la amamos visceral, sólida y sin una sola grieta.

Queremos en España a Dios, la patria y la justicia social ante todo.

 

Hoy día 1 de enero, echando la vista atrás nos percatamos de que desde nos confinaron en marzo del año pasado. Nuestros compatriotas en esta nuestra empresa común han pasado las de Caín cayendo en disputas Cainitas valga la redundancia ya que el fruto de lo globalización es la división.

 

La división engendrada por los separatismos locales, la lucha de clases y los partidos políticos y añado de las palabras dichas por José Antonio Primo de Rivera las centrales sindicales amarillas horizontales que lejos de solucionar el problema lo agravan.

 

Los medios de intoxicación etílicos califican al año 2020 como un año para olvidar. Pues como taurino que me siento agradecer a la divina providencia el que  estamos vivos le hemos dado un estoque y que el 2021 lo capearemos ya que no tenemos miedo a nada, ni a nadie.

 

 

Prevención si a una vacuna que no nos vamos a poner  ya que nos amparamos bajo el manto protector de la divina providencia. " La tan esperada"  vacuna que se presenta como una panacea ya ha sido probada en Gran Bretaña con efectos negativos. Me recuerda a la película del Padrino, primera parte de la trilogía  en donde le dicen a Michael Corleone. Quien te diga de pactar una tregua es el traidor que era Tesio. Os he hecho un spoiler si no la habéis visto os jodéis ya que esa película es de obligado cumplimiento  verla.   

 

No se puede hacer un pacto permanente con el mal y toda aquella reforma o cura es nociva. No se puede reformar con aquellos que nos han intentado aniquilar en esta guerra bacteriológica no se trata de bandos. Sino de ser como Blofeld y ser como la organización Spectra esperar pacientes a que el comunismo y las democracias occidentales que amparan los primeros se aniquilen para así construir los cimientos de esta nuestra patria.

 

 

Nada de pluralidad partitocrática. Si de corrientes internas construyendo un bloque hermético inexpugnable cual fortaleza en el que España sea soberana y rebosante de justicia social mediante una verticalidad con vena social en vena la mejor vacuna reconstituyente nacional dormido.

 

La víspera del fin de año 2020 es decir el 31 de enero nos pusieron a decirnos desde tve forraje propagandístico y gangrena tres donde la poligonera barragana adscrita al rayo vallecano. Cristina Pedroche desconoce el significado de feminidad que ni una madame de club de carretera se negaría a ponerse.

Llamarla meretriz es ofender a las que se dedican a ello ya sea por vicio o necesidad no voy a entrar a deliberar que cada cual lo juzgue desde su conciencia nacional aún dormida que por desgracia muchos ni se inmutan. Como ya es una tradición que diga lugar, hora y precios por si hay pases vips, decenas de camioneros seguro que harían cola para el "chow"

 

Ana Igartiburu .  Las vascuence que no es recia sino más bien materialista y citar también a la   bióloga. Ana Obregón ambas nos dieron unas consignas obvias acatando eso sí el discurso impuesto desde la oligarquía no son más que puro establishment ya que nos dijeron en todo momento cómo debemos actuar e incluso dándonos las directrices con los cuartos.

 

Este año particularmente escupí las 12 uvas y posteriormente me tomé 12 copitas de champagne es más tanta progresía produce arcadas en vez de enfocar el discurso hacia la espiritualidad y los valores eternos lo focalizaron al materialismo y al marquismo de vestidos.  Cuando miles de compatriotas están sin pan y sal, sin lumbre y sin ni tan  siquiera  harapos con los que taparse en este gélido invierno, una falta de ética y escrúpulos aparentan una escena perfecta digna de opereta bufa.

 

Agradecimientos.

 

Como colofón desear a mis camaradas, amigos y familiares un feliz pero combativo 2011 ya que hay que estar alerta y atento al devenir de España.

A mis enemigos que les vayan dando por donde amargan los pepinos que a más de un desviado y desviad@ lenguaje inclusivo de enero sentirá placer.

 

Hemos dado un estoque al 2020, capemos al 2021 y lo hemos pasao con mucho sacrificio, valentía y esfuerzo al igual que cuando los nacionales llegaron a Madrid.

Nos toca a la nueva llama el recoger el testigo de esta nuestra empresa común en donde nuestros enemigos no tengan cabida.

Que este 2021 nos traiga, la tan necesaria  Unidad posible.

Mis mejores deseos.

Al resto que os den.

El 2020 ya lo hemos pasao.