En 2019, internet cumplió 30 años. Bueno, seamos precisos, lo que se inició en 1989 no fue internet (que ya existía), sino la World Wide Web. Esto es, el sistema que permite a los usuarios interconectarse entre sí y acceder a contenidos a través de la red.

Poco antes de ese hito nació el que está considerado como el primer chat. Jarkko Oikarinen creó en 1988 el IRC, Internet Relay Chat, un servidor chat que permitía la comunicación real entre dos o más usuarios.

Desde entonces, el mundo de las intercomunicaciones personales ha cambiado por completo el modo en el que nos relacionamos. Con el paso de los años nos hemos ido adaptando cada vez a la tecnología, hasta el punto de que hoy en día es prácticamente imposible pasar un día sin enviar o recibir mensajes con aplicaciones de chat instantáneas, hacer llamadas a través de internet o compartir charlas a través de redes sociales.

 

Los foros y el chat, herramientas clásicas que se adaptan al paso del tiempo

En los inicios de internet, más de una década antes de que aparecieran los teléfonos inteligentes y los sistemas operativos móviles, las vías para conectar con otros usuarios a través de la red eran los foros y los chats.

Estas plataformas, todavía hoy presentes, tienen una dinámica diferente entre sí, pero pueden ser compatibles. Así, una página web puede alojar en su estructura chats y foros para ser utilizados por los usuarios de modo independiente.

Los foros son comunidades de usuarios que se reúnen en torno a un tema común y aportan comentarios de toda índole sobre esa temática. Normalmente no son sistemas de mensajería instantánea, sino que son debates o mensajes que se lanzan esperando que el resto de la comunidad participe.

Se distinguen de los chats en que estos últimos están pensados para favorecer las relaciones entre usuarios, fomentar conversaciones privadas. Muchos foros permiten intercambiar mensajes privados entre los usuarios que están activos en el foro, a modo de chat instantáneo.

Los chats son los antecedentes de otros sistemas de mensajería que fueron ganando peso cuando el acceso a internet se iba popularizando entre los hogares. Hablar de MSN Messenger es afirmar que fue la principal plataforma para hacer uso de las intercomunicaciones personales a través de internet durante los primeros años de la década de los 2000.

Hoy en día, que los chats parecen haber pasado a mejor vida, siguen existiendo alternativas como el chat de Madrid para que usuarios madrileños accedan a un punto de encuentro común de ámbito provincial.

Las redes sociales, de las que de algún modo todos somos esclavos en la actualidad, no tienen ese aroma de nostalgia que sí se respira en chats y foros, de ahí que muchos usuarios estén volviendo a estas formas de intercomunicación.

 

Las redes sociales no suponen el fin de los chats

La llegada hace más de una década de las redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea provocó la desaparición de plataformas pioneras en la cibercharla. En este sentido, las nuevas necesidades de interacción van más por el camino de la conversación privada, con contactos conocidos, y dejan a un lado los sistemas abiertos en los que se promovía las relaciones entre internautas sin necesidad de aceptarlos previamente.

No obstante, algunas plataformas históricas han sabido soportar la “presión” que imponían las redes sociales. Un ejemplo claro de ello es el chat de Terra, que ha sido la herramienta más popular de intercomunicación personal en España en los últimos 20 años en España.

Durante años, el portal de Terra fue todo un referente en nuestro país, y aunque acabó cerrando en julio de 2017, todavía hoy los usuarios siguen buscando el chat de Terra por ser un referente a nivel español, hasta el punto de que se ha interiorizado el término “terra chat” por “chat español”.

Terra era una filial de Telefónica dedicada a contenidos y portales en internet, y su chat se convirtió en el más exitoso en España y los países hispanohablantes de América Latina. El portal ofrecía un servicio de correo electrónico y la posibilidad de descargar música online o jugar desde su plataforma.

 

La comunicación interpersonal en la actualidad

Desde sus inicios, las comunicaciones en internet se han ido adaptando a la realidad cambiante y los avances tecnológicos. Al igual que los sistemas de mensajería instantánea han logrado descabalgar a los chats como plataformas más populares para las conversaciones, también las redes sociales han instalado sistemas de chats e incluso de foros, como pueden ser los grupos de Facebook o el uso de hashtags en Twitter e Instagram.

A su vez, los portales web empresariales han comprendido que internet es un canal muy potente de comunicación. Así, con el fin de mostrarse más accesibles a sus clientes y para fidelizarlos, muchas empresas optan por servicios de atención al cliente mediante chats y los centros educativos proponen algo similar con herramientas del tipo aula virtual.

Lejos de creer que los chats han muerto, estos están más vivos que nunca, aunque como todo lo que rodea a internet la clave de su supervivencia es adaptarse a los nuevos tiempos.