"A España servir hasta morir". Este lema fue suprimido del ámbito castrense, por los políticos del cambio, en concreto, por José Bono cuando era Ministro de Defensa. Si se quitan los himnos, los símbolos del pasado, se está engañando al presente y eliminando el futuro. Ese futuro de entonces es hoy el presente. ¿Cuál es el interés de acabar con España? Seguimos tratando de comprender lo incomprensible. A quienes dicen luchar por la libertad, ocultando más de cien millones de muertos a espaldas del Comunismo, pero no viven con él; si no de él, y propagan, con seducción y mentira, esa libertad de la muerte.

¿Se puede ser medianamente inteligente o normal con esto en la cabeza? Los periódicos vienen cargados de mierda, al igual que ocurre con la caja tonta. Me gustaría huir a cualquier parte con tal que fuera lejos del mundo.

En realidad hay que refugiarse en cualquier rincón, y la poesía es uno. La poesía ayuda a bien morir y no es poco. Es una religión entera, sin fisuras. Una metafísica humanizadora, a la vez arte y costumbre que reconcilia con la naturaleza y la vida: "Muerte que da vida", según Unamuno. El lenguaje es un instrumento musical que cualquiera puede tocar a su manera, pero pocos saben hacerlo con virtuosismo. El poeta es el Dios de la palabra. La Poesía es el biombo en el que nos resguardamos del mundo para escuchar la música de la paz; esa poesía del sentimiento hecha palabras que no nos deja indiferentes.

Vivimos presos por las palabras; por lo que éstas queremos que digan; por lo que los demás pretenden que expresen, y por lo que las palabras en realidad son. Las palabras forma los símbolos que se quiebran, crujen y se caen, o apagan su clamor con un peso de siglos, cuando se asesinan. Expresan un sentimiento milenario tal que el lema dicho de "A España servir hasta morir".

Vivimos aquella sensación de libertad e independencia bajo el cielo infinito, el único amo y señor. Cervantes lo expresó con meridiana claridad: "¡Venturoso aquel a quien el cielo dio un pedazo de pan, sin que le quede la obligación de agradecérselo a otro que al mismo cielo!"

Vivimos aquella sensación grandiosa que jamás volvió y ni siquiera quieren dejar para la historia. Dejó de cultivarse tan humilde y bella flor que se levantaba alegre en el huerto joven de la rebeldía para construir y hacerlo mejor, respetando y venerando lo hecho por los antepasados.

Hoy todo decadencia y humillación somos asediados por los enemigos que hasta ahora no se habían revelado que, además de ser de España, lo son también de Dios. Cuando vuelven con su perversa voluntad, a querer derribar la mayor cruz de la Cristiandad, en Cuelgamuros, quedan lo suficientemente retratados, lo que son capaces de hacer, exclusivamente por herir y hacer daño.

Por si no llegaran los enemigos interiores, como son el comunismo y la masonería, movidos por los que se autocalifican "progresistas", hay que contar con los enemigos exteriores que solo cómplices en la destrucción de España, vienen a unir fuerzas con los primeros que los introducen buscando su voto. El Islam es incompatible con nosotros, hasta en la gastronomía. España se hizo frente al Islam tras ocho siglos de Reconquista que nos costó su expulsión. La propia identidad española se hizo así, y ahora los moros son nuestros naturales enemigos exteriores, introducidos mediante su Quinta Columna entre nosotros. Como enemigos interiores tenemos a los seculares, y a los que se suman los exteriores. Unos y otros, aunque incompatibles, se compinchan para el mismo objetivo común de acabar con España, sin pensar en las consecuencias los interiores, mientras que los exteriores siguen en su afán de reconquista. La materialización de su deseo está en el 11-M, aunque no se sabe casi nada de ello, y eso es lo más sospechoso. Al igual que el comunismo, el islamismo, opera en silencio y disimulando sus acciones con la ocultación. Fingiendo una cosa y haciendo la contraria. Tienen por aliado el tiempo. No es de extrañar que el reloj y el calendario fueran un invento del demonio, tan cierto como que los santos nunca llevaban reloj. El Islam en España debe su profusión a la Alianza de incivilizaciones, de ZetaP, entre todas sus perlas... Y así vino de cada pueblo el peor y de cada casa el más malo. Si aquí le mantuvieran a raya como en Japón, no sufriríamos tan malas importaciones.

Y acabamos esta serie con los versos que me envía José Daniel Fuentes, un regular africano que tanto ama a España:

 

"Antonio de Nebrija ya lo dijo:  -"Siempre la lengua fue la compañera  del imperio". Eso es cosa verdadera / que la historia dejó muy claro y fijo. /   No puedo en un soneto ser prolijo, / mas quisiera añadir: que eso que fuera / de España por el mundo su bandera, / lo rompe el mal hablar de tanto pijo. /  Qué triste que un gobierno vengativo / con su lenguaje necio y corrosivo,  /  pretenda conseguir que tú los votes... / Mas, no es de todo malo lo inclusivo;   / pues nos permite ver el gran cultivo / que hay de idiotas, de idiotos y de idiotes.  /   Y el colmo de estos 'zotes' / ha sido el de Yolanda y su estulticia: / su 'matria' en vez de patria... Qué noticia... /  Y es que el colmo del colmo es que Yolanda, / la Señora ministra de Trabajo, / ha tenido hace poco el desparpajo / de, según su estulticia le demanda, /  Seguir en el camino de su banda; / y aunque a la RAE deje bocabajo, / diciendo palabros a destajo, / su idiotez cada día más se agranda.  /  Qué pobre el buen Nebrija si supiera / a donde ha ido a parar lo que él dijera   /  sobre ese buen lenguaje que él quería. /  Si ahora tanto lerdo personaje, / dejando claro ver su ruin pelaje, / maltrata lo que él tanto defendía.  / ¡Qué pena, España mía...! / Que desde tanto absurdo ministerio / se destroce la lengua que hizo imperio."