Con relación al “funeral” del “estado”, si hubiera sido un acto masónico, de lo cual los expertos creen, habría que decir que significado tiene.

Como digo, si hubiera sido un acto masónico, no hubiera sido un funeral como todo el mundo entiende, un funeral cristiano –cosa que no solo no fue, sino que se evitó por todos los medios– sino un acto y culto a Lucifer. Que es a quien adoran los masones. hay grados y esto lo saben del grado 30-31 que en un principio era toda la masonería y los demás grados excepto el 29, son para que se ejecuten sus planes. Aquí habría que añadir más cosas, exceptúo el grado 29 porque en el ya adoran abiertamente la imagen de baphomet.

Habría sido una celebración por el éxito de la gran cantidad de fallecidos, una entrega al orden del culto de la Pachamama, la cual se encarga de eliminar la población que sobra. Para ellos la muerte, no se debe de dejar a la naturaleza, sino que se debe ejecutar por el gobierno mediante la eutanasia. Y ésta se ejecuta de tres formas, esterilización y eugenesia, por libre elección o por negación de ayudas y elementos médicos. En Holanda se ejecuta la eutanasia de mayores bajo ciertas circunstancias sin necesidad del consentimiento del paciente.

¿Es inmoral un acto así? Sí, el hombre pierde el valor, reduciéndolo a un animal más y se celebra por encima del bien de la persona, el “bien” del planeta. Siendo esta una afirmación falsa, porque el maltusianismo (Robert Malthus) de quien se valió Darwin para su teoría del Origen del hombre, dice que sobra población. Darwin propone la no procreación de los “idiotas” que serían los cristianos, pues estos afirman el desarrollo de toda persona frente al racismo darwiniano y masónico, pero su inteligencia seria escasa y quien debe sobrevivir son los más capaces e inteligentes. Gracias a Dios, –Jesucristo– los más capaces no eran sino los que él capacitaba para la vida eterna, los pobres, cojos, ciegos y lisiados, frente a los sabios gnósticos.

No debemos sorprendernos, como decía monseñor Reig Pla en una homilía “los barbaros han vuelto”. No creo que nadie tolere a los bárbaros, el problema es su barbaridad, que buscan lo que no tienen “sabiduría”, y la buscan en Lucifer. Su maestro fue Darwin y el nazismo siguió sus pasos con la raza aria. Si la filantropía es crear una raza elevada como decía Darwin, mejor apaga y vámonos. Mejor apagar el pebetero y coger la Luz de Jesucristo.