En una céntrica calle de Barcelona, al lado del ayuntamiento, desde hace unos días, se podía ver con horror un escaparate altamente blasfemo y obsceno que hería gravemente el pudor y la dignidad de la Santísima Virgen. La imagen, es tan espantosa que no hemos querido reproducirla ni describirla. Solo reproducimos en portada el escaparate desde lejos y el rostro de la imagen ultrajada.

La foto, muy desagradable, de muy mal gusto, de malicia satánica, corrió rápidamente por whatsapp y telegram, con la consiguiente indignación de los católicos que veían con mucha repugnancia varias imágenes sumamente hirientes de la Santísima Virgen. Varias personas fueron a protestar y la dependienta se negó a retirar dicha imagen, que hiere en lo más profundo a los católicos que no pueden consentir ese ultraje a nuestra madre del cielo.

Finalmente cinco personas católicas entraron a la tienda pidiendo que retirasen cuanto antes esa imagen blasfema y exigiendo hablar con el dueño del establecimiento. Ante la negativa de retirar la imagen y de llamar al dueño, una señora arrancó la cortina blasfema y tras un forcejeó con la dependienta se la llevó. Al estar cerca una patrulla de los Mossos pidieron la identificación a las tres personas presentes en ese momento, anunciándoles que habían cometido 4 delitos y que podían ser merecedores de prisión. Los supuestos delitos no se atienen a los hechos, pues no hubo allanamiento al ser una tienda abierta al público, ni hubo intimidación ni agresión.

Abogados Cristianos, al ser informados de la situación se va a poner en defensa de estas personas y como perfectos conocedores de la ley va a denunciar por su parte al establecimiento por el incumplimiento de las normas de publicidad que no permiten contenido explícitamente sexual.