Según la nueva orden, que entra en vigor el lunes 11 de mayo en la mayor parte de España, "la participación en la comitiva para el enterramiento o despedida para cremación de la persona fallecida se restringirá en la fase 1 a un máximo de 15 personas, entre familiares y allegados, además de, en su caso, del ministro de culto o persona asimilada de la confesión respectiva para la práctica de los ritos funerarios de despedida del difunto".

En todo caso, "deberán respetarse las medidas de seguridad e higiene establecidas por las autoridades sanitarias para la prevención del Covid-19, relativas al mantenimiento de una distancia mínima de seguridad de dos metros, higiene de manos y etiqueta respiratoria".

Además, se autorizan los velatorios en todo tipo de instalaciones, públicas o privadas, con un límite máximo de 15 personas en espacios al aire libre y de 10 personas en espacios cerrados.

Asimismo, se permitirá en la fase 1 la asistencia a lugares de culto siempre que no se supere un tercio de su aforo y que se cumplan las medidas generales de higiene y distancia física establecidas por las autoridades sanitarias.

 

La fase 1 arrancará este lunes 4 de mayo en las islas canarias de El Hierro, La Graciosa y La Gomera y de la isla balear de Formentera, mientras que en el resto del territorio español comenzará la fase 0. Si se cumplen los indicadores marcados por Sanidad para avanzar a la siguiente fase, estos podrán iniciar la fase 1 el próximo 11 de mayo.