El Correo de Madrid está sufriendo una bochornosa censura en las redes sociales, pues están castrando su visibilidad y dificultando su difusión con el consiguiente perjuicio. Vivimos en la dictadura del matrix progre, en donde están pisoteando nuestros derechos cada día y la supuesta libertad de expresión, que cacarean los rojos, es una tomadura de pelo. No es nada nuevo claro, hace años que pasa, pero cada vez es más descarado e irritante.

 

No vamos a llorar, simplemente a denunciar la canallada y a seguir luchando sin desmayo. Es una señal de que les duele, les escuece, es muy molesta la verdad, y la verdad solo tiene un camino, como decía el editor del diario Álvaro Romero.

 

Solo censura la izquierda. Para ellos la ley natural no vale. Para ellos ha muerto Dios. Ellos son el nuevo “dios”. Ellos son el “dios” que odia al verdadero Dios. Ellos son unos hijos de Satanás que han esparcido sus errores y crímenes por el mundo. Mala hierba nunca muere y el poder supremo sin rostro sigue vetando cualquier disidencia al Nuevo Orden Mundial.

 

Quieren imponer sus postulados, quieren revertir el orden natural de las cosas, quieren que el hombre sea la medida de todas las cosas, quieren acabar con todo orden legítimamente establecido, con toda jerarquía e  imponer su pensamiento único, con un ejercicio silencioso de “higiene mental”.

 

Dime con quién no te puedes meter y te diré quién manda. Hay colectivos que son intocables y cuando osas criticarlos saltan todas las alarmas y van a por ti. Cada vez la cosa se está poniendo más fea y la censura está siendo más agresiva. Lo sufro todos los días en diferentes páginas, en diferentes redes...No nos dejan ni respirar, a la mínima cerrojazo por infringir las normas comunitarias. No pueden ser más cínicos. Te cierran por plantar cara al pensamiento único.

 

Es la guerra. No podemos rendirnos y tenemos que poner todos los medios a nuestro alcance con objeto de plantar cara a esta gentuza. Hay que ser valientes, perseverantes y a la vez tener astucia y prudencia. Hay que batallar en todos los ámbitos posibles (tribunales, educación, prensa...) para defender los grandes ideales en los que creemos y rezar con mucha fe y convicción.

 

Es la guerra y les pedimos todo su apoyo en esta batalla. Si nos impiden difundir nuestros ideales en nuestra página de facebook, les pedimos que los difundan por el resto de medios: correo electrónico, whatsapp, twitter etc...en el propio facebook, que no puede cerrar todos los muros, todos los grupos.

 

Es la guerra y si les gusta este medio les pedimos fidelidad y ayuda. Entre todos tenemos que demostrar a esta morralla de policías del pensamiento único que no nos van a callar y que seguiremos difundiendo la verdad por mucho que les duela.