TÚpatria en Tarragona muestra su rechazo absoluto por el cierre del quiosco de la Plaza Imperial Tarraco. Además, traslada todo su apoyo y solidaridad hacia los propietarios del quiosco y los empleados que se quedarán sin trabajo.

Esta situación no tiene sentido alguno. En otras palabras, es un sinsentido porque se trata de un “cierre forzado”, obligado, por parte del equipo de gobierno municipal de Tarragona hacia el quiosco; más aún, cuando el establecer el carril bici es totalmente compatible con la permanencia del quiosco.

Las propuestas existentes no compensan en absoluto a los afectados. Esta situación se debe a la falta de programa por parte del equipo de gobierno municipal, que solo aplica políticas sectarias, sin rumbo, que no sirven para la gobernar la ciudad de Tarragona, y mucho menos para servir a la ciudadanía.

La falta de sensibilidad, empatía, sin dar soluciones efectivas a los afectados, están provocando unas consecuencias nefastas: Dejan al propietario sin su negocio y a los empleados al paro, abandonados a su suerte; por lo que TÚpatria exige a los responsables políticos que NO cierren el quiosco de la Plaza Imperial Tarraco, ya que es un “símbolo” y “patrimonio” de la ciudad tarraconense.

Para que un municipio o un país prosperen, se debe facilitar la inversión, la apertura de negocios y empresas. De esta forma se crea riqueza y empleo, pero no forzándolos al cierre como se viene haciendo últimamente, por desgracia.