La Comunidad de Madrid ha finalizado las obras de construcción de una nueva residencia de mayores en Gargantilla de Lozoya, dotación que ha contado con una inversión con cargo al Programa de Inversión Regional (PIR) de 438.834 euros. Esta infraestructura, situada junto al centro de día, cuenta con 18 habitaciones y dará servicio tanto a este municipio como a los de Villavieja de Lozoya, Navarredonda y Gascones.

El consejero de Administración Local y Digitalización del Gobierno regional, Carlos Izquierdo, ha visitado la localidad, acompañado por su alcalde, Rafael García, para comprobar el resultado de las obras que, gracias al PIR, se han realizado en esta localidad de la Sierra Norte.

“Esta nueva residencia va a dar servicio a un amplio número de pequeños municipios, contribuyendo a mejorar la atención que prestamos a nuestros mayores. Ellos, junto con los jóvenes, son el gran activo de una región como Madrid y es responsabilidad de los poderes públicos dotarles de las mejores infraestructuras posibles, contribuyendo a mejorar su calidad de vida”, ha dicho Izquierdo.

Además de esta dotación, la Comunidad de Madrid ha acometido en esta localidad la rehabilitación y mejora de las calles Campillo, Arroyo Santiago y Prado Fresno, con una inversión de 194.000 euros.

Así, en la calle Campillo se ha instalado un nuevo adoquinado y un mobiliario urbano adaptado a las características y necesidades de los vecinos del municipio. Igualmente, pensando en la singularidad del entorno natural de la zona, se ha acometido la peatonalización de la calle Arroyo Santiago y se ha renovado el asfalto de la vía Prado Fresno para convertirla en una carretera de circunvalación, de manera que los vehículos puedan dirigirse a otras localidades sin necesidad de atravesar el casco urbano.

Por último, el consejero de Administración Local y Digitalización ha recordado que objetivo del PIR es la mejora y ampliación de los servicios públicos de competencia municipal, “lo que repercute directamente en el bienestar de todos los ciudadanos y contribuye a la reactivación de la economía productiva”. “Asimismo, este Programa de Inversión Regional busca fortalecer la autonomía y responsabilidad de los ayuntamientos, simplificar la gestión administrativa, reforzar la seguridad jurídica, y clarificar el procedimiento de concesión de la subvención, entre otros aspectos”, ha añadido.

El nuevo Programa de Inversión Regional 2022-2026 supone una importante mejora en la atención que se presta a los municipios, especialmente a los de menos de 20.000 habitantes. “Dotado con 1.000 millones de euros, un 43% más que el PIR 2016-2019, supone una inversión sin precedentes y una clara apuesta del Gobierno regional por el municipalismo”, ha concluido Izquierdo.