El año 2020 fue atípico en muchos sentidos, y cambió por completo la forma de comunicación en todo el mundo, especialmente en España. Algunos datos publicados recientemente muestran que el uso de Internet para realizar videollamadas y ver contenido en el mismo formato ha crecido considerablemente en los últimos meses. Estas dos actividades online están en la lista de las más populares entre los españoles, con una tendencia creciente que debería continuar en los próximos meses.

Estos datos fueron publicados por Statista, una empresa que suele recopilar estadísticas sobre el comportamiento en línea de diferentes países. España experimentó un gran cambio en las cifras publicadas recientemente, lo que explica el impacto de la crisis a la que se enfrentó el año pasado. Aunque las aplicaciones de mensajería instantánea siguen liderando el camino en la clasificación de popularidad, con el 89,5% de las personas usándolas, fueron las actividades de video las que experimentaron el mayor crecimiento.

Según la tabla publicada en febrero de este año, alrededor del 77% de los españoles que utilizan Internet realizan videollamadas para comunicarse con amigos y personas cercanas. Además, el 70,7% gasta la mayor parte de su tiempo en contenido de video compartido en redes sociales o plataformas como YouTube y Vimeo. Es decir, el consumo de este formato de contenido fue considerable en 2020, y muestra que internet se está volviendo cada vez más enfocado al audiovisual.

En la lista de las 12 actividades más populares en España, se puede notar que más del 50% involucran contenido de video. Sin embargo, esto no es algo que solo ocurre aquí, ya que todo internet se está enfocando en el consumo de este formato. Las redes sociales más populares del momento, como Instagram y TikTok, están invirtiendo cada vez más en tecnologías para incentivar la creación y el intercambio de videos.

 

Más contenido en línea

Además del fomento de las propias redes sociales, está creciendo la disponibilidad de herramientas digitales que ayudan a crear contenido. Por ejemplo, hacer videos online con InVideo Movie Maker es algo que les facilita la vida a los usuarios, especialmente a aquellos que no tienen mucha experiencia en la creación y edición de este formato. El software gratuito, que funciona completamente en línea, tiene 4000 plantillas personalizables que ayudan enormemente a los usuarios que publican contenido en Instagram, TikTok, Facebook, YouTube y otros medios digitales. La herramienta también tiene una biblioteca de imágenes, videos y música para aquellos a quienes les gusta crear algo desde cero.

Este acceso más fácil a la creación de videos hace que más personas publiquen contenido en Internet. El resultado, al menos aquí en España, es el creciente consumo de vídeos online. Prueba de ello es la cantidad de canales y contenidos interesantes disponibles en YouTube. La plataforma de Google se está transformando en una verdadera biblioteca de entrevistas, documentales y producciones sobre diversos temas.

Recientemente, por ejemplo, hablamos de una entrevista de Eugenio Fernández Barallobre para Sierra Norte Digital. Es un contenido único y que a menudo no tendría espacio en los principales sitios de noticias o en la televisión. Esta entrevista es solo un caso, ya que en todo nuestro sitio web mostramos una gran cantidad de contenido interesante que está disponible de forma gratuita en YouTube.

Los vídeos online se consolidaron en 2020, y ahora forman parte de la rutina del español en internet. Este consumo creciente, que debería superar el 80% en el futuro, demostró que España sigue la misma senda que el resto de países. Esto es algo positivo y nos pone más conectados con los medios innovadores y más populares de la actualidad.