Por mucho que se esfuerce uno siempre descubre que ignora muchas más. He procurado,  a lo largo de mi ya larga existencia,  estar “al día” en el mayor número posible de ciencias y temas, pero la realidad es que cada dia descubro mi ignorancia en algo cuyo desconocimiento me sorprende a mi misma.  Cuando esto ocurre,  intento descubrir  la causa y en este caso,  he llegado a la conclusión  de ser debido a la “ausencia” de mi tierra de nacimiento, (… y a otras razones que n vienen al caso  tratar aquí), 

Creo que es debido a la ausencia, porque sea un “orgulloso contumaz” de mi procedencia castellana y palentina,  he vivido en mi tierra  a penas doce años de mi vida;  y el resto lo he pasado  en el extranjero o en Cataluña (que es algo muy parecido)

Pero vayamos al meollo de la cuestión: me acabo de enterar de que existe un “Comité científico” que se está preocupando de dar a conocer la “·trascendenciaa del Movimiento Comunero”. La prensa ha informado del recibimiento del Rey  Felipe VI, a dicho “Comité científico” y ha reconocido  el “intenso trabajo” realizado por él….

Evidentemente no merezco perdón por esa ignorancia. Por suerte tiene fácil remedio. Confieso con toda humildad mi  deseo salir de ella pero. como a mis años tengo todas las horas ocupadas en escribir para los que me atosigan exigiéndome que no deje de publicar artículos y,  si es posible, vuelva a “grabar y a publicar  vídeos”, reconozco la imposibilidad de investigar por mí mismo todo lo relacionado con ese «Comité” y, por lo tanto, a quien pudiese y quisiese, dedicará un artículo –una especie de resumen sobre el tema—y lo hiciese en este CORREO DE ESPAÑA, pues hace tiempo que me limito a echar de cuando en cuando una ojeada sobre la prensa de la Madrid –la de Barcelona hace tiempo que me di de baja aunque en mi familia se recibía LA VANGUARDIA ESPAÑOLA dese hace más de cien años…-- y  dejé del leer EL PERIÓDICO, cuando dejé de frecuentar los bares. Como se decía antiguamente en los escritos oficiales: “Es gracia que espero de sus excelencias” los periodistas nuestros.

Por supuesto no se trata de que me hablen de los Comuneros pues aparte de conocer bien la Historia de España –para algo me ha servido mi carrera en Filosofía y Letras-- y de haber dado a mis alumnos lecciones sobre lo ocurrido en el siglo XVI,  cuando los castellanos, por quijotes, quisimos enseñar “al flamenco” heredero de la Corona de los Reyes Católicos, --y lo caro que nos costó—que Carlos V aprendiera que los castellanos no éramos ni flamencos, ni herederos del feudalismo europeo, ya que en España nunca triunfo ese modo de gobernar a los pueblos imperante en toda Europa, por ir contra nuestros genes.

. Simplemente espero que alguien, conocedor de cuanto haya detrás de ese “Comité Científico” me explique la verdad de sus intenciones y de sus objetivos; a quien sirven, si a la Verdad Histórica o a otros señores ajenos a nuestro verdadero interés político y social, cuya Historia, les interesa un comino y si realmente están interesados por la ciencia histórica o les mueven otras razones.

Soy de los  conocedores de la forma como fue sacrificada Castilla --por odio o venganza—a manos de compatriotas traidores, al servicio del enemigo externo,  sin, los habitantes de la meseta y de sus montañas, -- por su  gran amor a España-- prefirieron, callar para no contribuir a su destrucción, como lo han hecho frecuentemente algunas regiones, que se han visto favorecidas por hacer todo lo contrario.  Hace menos de  un siglo la juventud castellana, junto con la navarra prestaron el mayor servicio a la Patria de los últimos quinientos años–unos en la falange y otros en el requeté--.

Perdonen mi reacción, ante tamaña ignorancia --siendo castellano “en ejercicio”—pero,  ante todo soy español a cuyo servicio he puesto todo mi entusiasmo  y mi inteligencia. Les puedo asegurar que, aunque conozca muy bien la sentencia latina excusatio non petita, accusatio manifesta”, no me mueve ninguna intención aviesa. Soy absolutamente sincero en mi deseo de conseguir  información veraz.  En este CORREO DE ESPAÑA,  escriben grandes especialistas en Historia –bien informados—quienes, con suma facilidad y poco esfuerzo podrán desasnarme y ponerme al dia sobre todo cuanto encierra ese movimiento. Gracias por anticipado.