El Grupo Parlamentario VOX Comunidad Valenciana ha presentado hoy alegaciones contra la retirada de la Cruz del Ribalta de Castellón después de que el Ayuntamiento de la capital de la Plana haya abierto el plazo al expediente de derribo en un proceso que se ha reiniciado después de que la Consellera de Calidad Democrática, Rosa Pérez Garijo, instara al consistorio castellonense a hacer desaparecer la Cruz al entender que es signo de exaltación de la Dictadura.

La portavoz adjunta y diputada por Castellón en las Cortes Valencianas, Llanos Massó, ha afirmado que la consellera Pérez Garijo “está presionando al Ayuntamiento; pero esta consellera de Memoria Democrática ni tiene memoria ni es democrática porque si tuviera memoria sabría que desde 1979 la Cruz del Ribalta cambió de significado pasando a ser un monumento que englobaba a todos en el perdón y la reconciliación; tampoco es democrática porque lo que pretende es retirar un símbolo que es religioso”.

Asimismo, ha lamentado que “el sectarismo de este Gobierno del Botánico en contra de la religión católica es patente y por eso vamos alegar a lo que es un ataque a una simple Cruz”.

Massó ha animado también a todos los castellonenses a descargarse las alegaciones que VOX ha preparado y que están disponibles en las redes sociales de VOX Castellón (Twitter y Facebook) y apoyen esta lucha contra la retirada de la Cruz del Ribalta presentando una copia firmada en cualquier oficina del registro de la ciudad.

Cabe recordar que el plazo para presentar alegaciones a la retirada de la Cruz finaliza el día 21 de este mes. Esta iniciativa del Grupo Parlamentario VOX en las Cortes Valencianas se suma a la del Grupo Municipal en el Ayuntamiento de Castellón que también ha registrado ya las correspondientes alegaciones para avistar que la Cruz del Ribalta desaparezca.