Antes de la pandemia, en España, cerca de dos millones de personas mayores vivían solas, según el Instituto Nacional de Estadística. Y, según el Estudio CIS-Imserso, seis de cada diez personas mayores que viven solas reconocen sentir soledad. A estos datos, hay que sumar la situación provocada por la llegada de la Covid, las dificultades para ver a familiares y amigos, o los confinamientos temporales, tanto en domicilios como en residencias, unas medidas que no tienen las mismas consecuencias para todos.
 
Este contexto, y el hecho de que un gran número de personas mayores cuentan con una red social muy reducida, ha empeorado su situación, provocando situaciones de aislamiento, un factor determinante para la aparición de la soledad no deseada, problemática contra la que lucha Amigos de los Mayores desde 1987.
 
"Las fiestas navideñas son para muchos y muchas de nosotros momento de reencuentro, calor e ilusión, pero no para muchas personas mayores que acompañamos. Para ellas es sinónimo de soledad no deseada, una realidad que viven durante todo el año, que este año se ha agravado debido a la pandemia, y que durante la Navidad será mucho más presente y aumentará su aislamiento social, provocando en muchos caos angustia y otras consecuencias psicológicas y físicas", expresan desde la organización. 
 
Para hacer frente a esta situación, Amigos de los Mayores reforzará su acción social durante el mes de diciembre, con el foco puesto en las fiestas navideñas. Este año, será la primera vez –en los 33 años de la entidad– que no podrán celebrar su comida de Navidad con las personas mayores y el voluntariado: "No podremos compartir abrazos, reencontrarnos con amigos y amigas, reírnos de anécdotas, bailar o levantar nuestras copas para desear que el próximo año podamos volver a encontrarnos", destacan.
 
Albert Quiles, director de Amigos de los Mayores, señala que este encuentro "siempre ha sido el momento del año más esperado por las personas mayores que acompañamos. Por ello, y a pesar de todo, es más importante que nunca continuar acompañándolas, combatiendo la soledad no deseada y celebrando la Navidad con ellas, y lo haremos adaptándonos a las circunstancias".
 
Entre otras acciones, desde la entidad entregarán 2.000 cestas de Navidad a cada una de las personas mayores que acompañan, y muchas personas voluntarias compartirán con ellas momentos de amistad y podrán felicitarse las fiestas porque, un año más, dicen, "queremos crear nuevos recuerdos e ilusiones durante estas fechas, y conseguir que muchas personas mayores vivan momentos como el que se muestra en el vídeo 'Más que recuerdos'.
 
 
Con este objetivo, además, reforzarán su acciones de acompañamiento y apoyo psicológico telefónico, realizando más llamadas telefónicas asegurándose de que ninguna persona mayor sufre un aumento de su sentimiento de soledad.
 
Para hacer posible estas acciones, Amigos de los Mayores inicia una campaña con el objetivo de conseguir donativos, una colaboración que ayude a reducir el sentimiento de soledad y el aislamiento social que padece la gente mayor a lo largo del año, pero especialmente durante las fechas navideñas. 
 
Más información en el portal de la campaña 'Más que recuerdos'.