Iba cayendo la arena

en monótono compás.

Avanzaba lentamente

el tiempo y mi edad.

 

Todo se desliza

incesante a su fin,

el presente ahora vivo

y el futuro por venir.

 

Lo que hace un instante

era sólida realidad,

pronto se hizo pasado

y dejó de ser real.

 

El presente a cada paso

va dejando de existir

y lo que ahora es futuro

pronto empezará a morir.