Con el debido respeto que me merece su cargo, le cuento: Soy un ciudadano más, de los que se supone, Vd. se preocupa de nuestro bienestar.

  Conocí esto en el año 78 y me dije, si me jubilo me vendré a vivir aquí, pues encontré no solo su clima y bella naturaleza. También sus edificios, su tranquilidad, seguridad, el trabajo y amabilidad de sus gentes.

  Transcurrido los años, recorrí como mochilero cerca de 100 países, conociendo en Argentina en su extremo S. Ushuaia. Por montañero, me impresionó y se unió, a mi primer deseo de jubilación

  Aterricé en Madagascar, después de 8 años de deambular. Le puedo asegurar, por lo conocido que los Llanos, es un pueblo de los mejores del mundo para vivir. Allí me caso, y vivo otros 10 años

  Ante la falta de seguridad por la crisis económica, decido salir, es cuando mis deseos de jubilación, se enfrentan, eligiendo su isla por lo tropical de mi mujer, pues en Ushuaia, la temperatura, en invierno de 20 bajo cero, es normal

  Al llegar aquí, después de más de 35 años de mi primera visita, me impresionó el nivel socioeconómico de la isla, pues no faltaba lo que en una gran ciudad se puede encontrar, uniendo, a su nula contaminación, la falta de circulación, mas la limpieza de sus calles y colorido de sus casas o ese museo, donde se aprende la prehistoria de nuestra isla. Los bancos para sentarse, muestran lo que es la vida en la ciudad, pues los ancianos, se sientan a charlar en esa plaza de España, cuya iglesia, la cobija como siempre lo hizo y lo hará por ser España un país católico  

  A la población autóctona, se han añadido. A parte de centro europeos, sudamericanos, cuyo continente de procedencia, gente de esta isla, allí se instalaron buscando prosperidad y que ahora, ocurre lo contrario, por lo destructivo de la política que les gobiernan, siendo acogidos como ellos lo hicieron con nosotros. Esperemos, esa inmigración incontrolada, por la lejanía de esta isla, no la ocupe destruyendo nuestro bienestar.  

  Hoy, no sé por qué, Vd. A la que siempre voté, ha cambiado, pues no representa a su partido, cuando ha dado entrada a la política destructiva de LGTBI, responsable de  muertos de la pandemia, no solo eso, destruye la familia, la religión y la economía.

  Lo grave, es no apoyar a los católicos, obligando a nuestro párroco D. Fernando abrir la iglesia por tener detenida la obra de su reparación, que bien sabe, sus fieles cumplen escrupulosamente todas esas normas de seguridad que establecen las instituciones, cosa, que a los que Vd. apoya no exige, como he visto leer ese manifiesto a dos militantes feministas, ante escaso público asistente y para colmo, niega a D. Fernando celebre misa en el exterior como siempre se hizo el día de nuestra patrona y a cambio a ese grupito “SI”. Allá la creencia de cada uno, pero por cada 100 católicos de aquí, practicantes o no, hay uno de la LGTBI

  Ha cambiado nombres de calles amparándose en esa ley de memoria historia, que busca, enfrentarnos como la calle  CALVO SOTELO, apellido que los abuelos de los que nos gobiernan, “si tienen algún principio”, sentirán vergüenza, por ser su asesinato el ALDABONAZO de la guerra entre hermanos. Pero la historia es la que es, y no lo podrán borrar como Vd. ha hecho

   No se preocupe, se le ve el plumero poniendo una vela a Dios y otra al diablo como la vemos presidiendo la misa de la patrona en esa iglesia, y luego apoyando, más que aceptando, esa ideología, que es el polo opuesto al católico, que intentan destruir.

   Lea el análisis transacional de Eric Barne y vera, que todos somos diferentes, prevaleciendo en cada uno, una personalidad, de niños, padres o adultos. En cada matrimonio ocurre lo mismo, no uniéndose los que tienen personalidad de padre, que hoy se entiende como machista o feminista

   Un matrimonio católico se respeta, y el amor cierra las desavenencias, algo que no entienden esas feministas. Así, por su apoyo, vemos nos intenta convertir en feudo de los LGTBI como oir una charla de una feminista en el colegio el Roque, que después de exponer durante dos horas lo que eran las relaciones sexuales, no nombró la palabra AMOR. Tendría que haber visto su mirada cuando se lo comenté, una amazona se queda corta.

  Hemos pasado de respetar a los que tienen exceso de genes del sexo contrario, a fomentarlo, pintando el nombre de nuestro pueblo con esa bandera, como si los Llanos solo hubiera ellos. RESPETE POR FAVOR NUESTRO NOMBRE cuando dentro estamos todos o si quiere pinte la bandera de España que no DISTINGUE ENTRE UNOS Y OTROS   

   No se preocupe, pues la España silenciada, no lo va a permitir y VD. será despreciada por los que ha engañado, al unirse a su concejala que se autotitula “autoridad” es decir, busca como su partido, convertirnos en dictadura bolivariana.

  Téngalo en cuenta, los españoles no somos tontos, y no va a hundir nuestro pueblo, con manifestaciones de gente importada o subvencionada. Somos muchísimos más los que amamos  Los Llanos, cometiendo un delito al colgar en el balcón del ayuntamiento esa bandera de destrucción.

  Caerá como fruta podrida en las próximas elecciones por mucha sangría y castañas que Vd. les lleve a los vendedores del mercadillo. Eso tiene otro nombre, similar al Pte del país de mi mujer que regala leche condensada a sus pobres, que son la mayoría, cuando su sueldo, es la  LA MITAD DEL INGRESO DE  CADA MINISTERIO.   

  Espero y deseo no equivocarme, y este pueblo, tome otro rumbo al darse cuenta que Vd. Apoya  su destrucción

                                                 Reciba un saludo de un ciudadano palmero