A menos que tuvieran la Marca, que es el nombre de la Bestia o el Número de su nombre, 666 (Ap 13,17)

Algunos lo dijimos desde el inicio de la astracanada pangolínica. Primero, bozal (sólo se permitiría realizar vida civil plena a quienes lleven semejante y tóxica y liberticida mierda en la mui). Segundo, los pasaportes de timovacunas (solo existe vida para quienes presenten la tarjeta de papel o el QR expedido por los CDC). Tercero: necesidad/obligatoriedad de un microchip subcutáneo (o intracraneal). Totalitarios y liberticidas salvoconductos, sin más, nada – nada – sanitario.

Totalitario pretexto: no puede ser falsificado

Una empresa sueca llamada Epicenter ha desarrollado una nueva tecnología de microchips que se está implantando progresivamente bajo la piel de los suecos para conocer su estado de timovacunación.

Utilizando tal método, no es necesario tener un pasaporte de vacunas en papel ni una QR en el móvil. Lo único que tendría que hacer una persona es agitar su mano implantada o escanear su frente implantada y tendrá acceso instantáneo a un evento deportivo o a un restaurante. Plena ciudadanía, se creerá el fulano. Eso sí, cada medio añito, otro pinchacito. Ni un acerico. Juas.

Apocalipsis de Juan, capítulo 13

Unos 6.000 suecos ya tienen el chip Epicenter dentro de sus cuerpos. Como el chip puede programarse para que contenga también información financiera y de más tipos, los suecos implantados ya lo utilizan para hacer las compras, por ejemplo, con solo pasar la mano por el correspondiente “lector” digital.

Epicenter ya está planeando utilizar sus microchips para almacenar todo tipo de información, como códigos de acceso a edificios, bonos de autobús y accesos a  gimnasios. Pronto, todo tipo de información sobre una persona se almacenará en su chip, eliminando el dinero en efectivo, las tarjetas de crédito, los historiales médicos en papel y otros documentos e información varia.

Todo lo relacionado con una persona se almacenará, pues, en su microchip implantable. Y, para que no haya el menor asomo de duda: sólo las personas con tal microchip podrán “participar” en la sociedad…

¿Es posible revertir las cosas? ¿O ya es tarde?

…Y a ti, hombre libre y sin timovacunar, solo te queda revertir las cosas. Si aún es posible, que lo dudo. Ya hemos superado ese punto de no retorno. Las cosas van a empeorar mucho. Ni salir de casa, podrás. Eso sí, cualquiera que permita esto en su cuerpo está entregando su propia vida. Y la de los suyos. En fin.