Ayer quedó firmado el convenio de colaboración que permitirá a la Policía Local de San Lorenzo de El Escorial contar con una nueva Unidad Canina, incorporando a su plantilla al pastor alemán de trabajo “Arko”.

“Arko” es un can de dos años, propiedad de la agente local Gloria Morales, adiestrado para la detección de sustancias estupefacientes, que se va a sumar al servicio de vigilancia de los espacios públicos como ayuda en el mantenimiento del orden durante los turnos de su propietaria.

Es la primera vez que San Lorenzo de El Escorial va a contar con el apoyo de un perro de estas características, y para la alcaldesa, Carlota López Esteban, “la creación de esta Unidad Canina es un paso más para mejorar la seguridad de los ciudadanos de San Lorenzo, basada en un modelo preventivo y educativo. “Arko” nos permitirá detectar más fácilmente el menudeo de droga en los lugares públicos, como el entorno de los centros escolares, parques y jardines”.

Tras la firma del acuerdo de colaboración, “Arko” y su guía han realizado una exhibición en la Plaza de la Constitución.

Mediante este convenio, el Ayuntamiento cubrirá determinados gastos, como el seguro de responsabilidad civil en el transcurso de la prestación de servicios policiales, la alimentación del can mientras realice su actividad en el Ayuntamiento o la asistencia sanitaria en caso de accidente durante el servicio. Igualmente, el Consistorio pondrá a disposición del guía canino unas instalaciones para el animal.

Además, el nuevo “agente Arko” podrá colaborar con el Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil y otras policías locales en prácticas para el adiestramiento de los perros, así como participar en exhibiciones o en charlas educativas.