Rosana Ribera de Gracia, coordinadora y portavoz de Derecho a Vivir. Es periodista y cuenta con más de 25 años de experiencia profesional en redacción de noticias, gestión de contenidos informativos, gestión con medios de comunicación, relación con periodistas y comunicación corporativa. Es doctora y licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad San Pablo CEU y colabora en varios medios de comunicación, además de desarrollar comunicación corporativa para varias empresas y asociaciones.

¿Esperaban esta reacción del gobierno de Sánchez de amenazar con cárcel a las personas que hacen rescates y luchan a favor de la vida?

El PSOE presentó hace unas semanas una proposición de ley con la que pretende una modificación del Código Penal para que que los miembros de las asociaciones provida que se sitúen en los alrededores de las clínicas autorizadas para realizar abortos puedan ser condenados a penas de cárcel de entre 1 y 3 años.

El artículo que se propone añadir al Código Penal dice así: “El que hostigue o coarte la libertad de una mujer que pretenda ejercer su derecho a interrupción voluntaria del embarazo, promoviendo, favoreciendo, o participando en concentraciones en las proximidades de lugares habilitados para interrumpir embarazos, causando un menoscabo en la libertad o intimidad de esta, será castigado con la pena de prisión de tres meses a un año o de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a ochenta días”.

¿Le parece que ofrecer altruistamente a las mujeres ayuda económica y laboral, un rato de conversación o invitar a un café son cuestiones a calificar como un acoso? Resulta indignante que el Gobierno de Sánchez quiera seguir empeñado en acabar con la vida de los no nacidos a toda costa y cueste lo que cueste. No le bastan los casi 100.000 abortos anuales que se perpetran en España.

Es el mundo al revés, pues el verdadero crimen es el aborto, acabar con la vida de un inocente.

Esta estrategia del PSOE está basada en un informe elaborado por la patronal del aborto en España. ¿Por qué no pide el PSOE informes a las asociaciones que ayudan a la mujer embarazada? Aparte de blindar los abortorios, ¿la izquierda está haciendo algo por las mujeres embarazadas que viven en situación difícil? Es una estrategia más de los ideólogos de género para seguir llenando las arcas de sus chiringuitos. A ver quién defiende más a las mujeres: ¿las feministas de izquierdas o los provida?

En la exposición de motivos de esta reforma el PSOE dice que las mujeres embarazadas están siendo acosadas por los provida. ¿Es así? El texto dice: “El acoso a los centros sanitarios donde las mujeres interrumpen voluntariamente los embarazos es una constante”.

Para proponer esta reforma, el PSOE ha recurrido a un informe de ACAI, de 2018, que, precisamente, es la patronal de los abortorios. La encuesta cuenta con tan sólo 300 entrevistas y de ella se desprende que miles de mujeres han sido acosadas. ¿No le parece teledirigido? Y a los grupos de voluntarios provida les llaman “pasillos antiderechos”. Estas personas acuden a las puertas de los abortorios de manera desinteresada para ofrecer su ayuda a las mujeres, a esas mujeres en situación de gran vulnerabilidad... Y para salvar la vida de los más indefensos… ¡Cómo se tergiversan las cosas! ¿Usted cree que los jóvenes o el resto de personas que van a salvar vidas humanas, ¡sí, humanas!, no de linces, ni de gallinas violadas... están agrediendo a los que se hacen llamar profesionales sanitarios y a las madres embarazadas a las que quieren salvar de este drama? Quien ejerce violencia son los que hacen negocio matando a los seres humanos más indefensos. Y lo violento es ver salir ataúdes de los abortorios. ¡Efectivamente, es el mundo al revés!

Y al que defiende la vida le tratan como un delincuente.

Efectivamente, al voluntario que trabaja de manera altruista ayudando a mujeres embarazadas que se hallan en una situación desesperada le tratan como un delincuente. ¿Sabe por qué? Por 50 millones de euros. Quien ejerce violencia son los que hacen negocio matando en sus siniestros centros a los seres humanos más indefensos. Claro que matar es un negocio: los abortorios ganan 50 millones de euros al año como poco (unos 100.000 abortos anuales, según el Ministerio de Sanidad, a una media de 500 euros por aborto, según los precios que publican los propios abortorios. ¡Eureka!

Al bien le llaman mal y al mal bien.

Matar embriones humanos, bebés en estado prenatal, es un gran negocio. Por eso quieren mandarnos a la cárcel a los que estamos en contra de este drama y por eso esta modificación del Código Penal propuesta por el PSOE.

¿Por qué es importante reaccionar con una campaña contundente para no permitir este atropello?

Las mujeres que acuden a informarse acerca del aborto para someterse al mismo se hallan en una situación vulnerable, son carne de cañón para ser ser engañadas por quienes quieren lucrarse con su drama. ¿Sabe que se les oculta información sobre su estado, no se les enseña la ecografía ni pueden oír el latido fetal, y se las convence de que lo mejor que pueden hacer es abortar y pagar?

Insisto. Los rescatadores y las asociaciones provida lo único que quieren es salvar vidas de seres humanos y ayudar a las madres en la crianza y educación de los pequeños. Las mujeres embarazadas que se planteen abortar porque se encuentren con dificultades, pueden dirigirse a alguna de las asociaciones asistenciales que la ayudarán, la escucharán y la acompañarán ante un embarazo inesperado. La maternidad no es una carga y el aborto no es un “derecho” de la mujer, es un drama.

Supongo que como organización no van a dar un paso atrás en la defensa del no nacido.

Una vez más, los ‘defensores de los derechos de la mujer’ piden sanción, mordaza, censura y mano dura contra los que ni viven del negocio del aborto ni ganan nada por conseguir que una mujer decida darle una oportunidad a su hijo y a ella misma. Mal que les pese, la verdad del aborto se va abriendo paso, y pretender que las mujeres y la gente en general no mire, no oiga, no sepa, es querer ponerle puertas al campo.

Por eso, Derecho a Vivir ha puesto en marcha una campaña con el título ‘Los provida a la cárcel’ para facilitar que los ciudadanos envíen un mensaje directo a los diputados para que no consientan esta reforma del Código Penal que meterá en la cárcel a los rescatadores y al movimiento provida.

Tal vez tengan que tomar medidas prudenciales en función de los acontecimientos.

Seguiremos dando la batalla, claro, junto a todos nuestros firmantes y donantes, Mientras, invito a todo el mundo a que se pase un sábado por alguno de esos centros en los que los “violentos provida” ofrecen ayuda, papeles, información y café a las mujeres y que juzgue cada uno por sí mismo… que ya se sabe que cuando está en juego el negocio y el dinero, los estudios siempre tienden a estar de parte del que los encarga.

¿Cuántas firmas esperan conseguir para que les tomen en cuenta y recapaciten?

Hasta el momento llevamos recogidas 45.250 firmas. Esperamos, desde luego, conseguir muchas más, ojalá nos acerquemos a las 100.000, porque los diputados tienen que percibir la presión ciudadana constante y masiva en sus buzones de correo. Esperemos que con esa cifra los diputados piensen lo que van a votar. Y se retraten con su voto. Somos conscientes de que es una campaña de largo recorrido porque la reforma del Código Penal que está promoviendo el PSOE se está tramitando y estos procesos llevan tiempo. Pero no vamos a renunciar a dar la batalla. Y desde luego, con intención de ganarla.

¿Cómo se puede ayudarles y colaborar con ustedes en esta campaña y en general?

La primera ayuda que Derecho a Vivir necesita es la firma de miles de personas. Y si ya han firmado, les pedimos que difundan la campaña entre sus familiares y amigos. Este perverso plan gubernamental de favorecer el negocio del aborto y criminalizar a los provida no puede pasar desapercibido.

También pedimos a todos que se sumen a las movilizaciones que estamos organizando en Derecho a Vivir en solitario o con otras asociaciones y voluntarios provida. Son concentraciones callejeras, manifestaciones, actos ciudadanos que reivindican el derecho a nacer de los niños y recuerda que la legislación en España permite la muerte de casi cien mil bebés, por aborto provocado, al año. Pueden informarse en nuestras redes sociales o escribirnos a la dirección de correo info@derechoavivir.org.

Por supuesto, si quieren hacer alguna aportación económica a Derecho a Vivir lo pueden hacer también a través de la web de la plataforma. Necesitamos recursos para mantener la batalla contra la cultura de la muerte y no recibimos ninguna subvención ni ayuda de instituciones públicas ni privadas.