Vencer a la muerte

es un viejo sueño humano,

que hoy los científicos prometen

a quien pueda pagarlo.

 

Inmortalidad al alcance de todos.

El precio no es muy alto.

Solo tendrás que entregar

tu alma al diablo.

 

Dejarás de ser un hombre.

Te convertirás en poshumano.

El viejo anhelo de Nietzsche

por la técnica consumado.

 

Diremos adiós a la carne.

Seremos puros transhumanos.

Nuestra mente transferida

a un superordenador conectado.

 

Ya no tendremos un cuerpo

esperando ser acariciado.

Hechos parte de una máquina,

¿podrá Dios salvarnos?