El presidente y portavoz adjunto del Grupo Parlamentario VOX Cortes Valencianas José María Llanos, ha participado en una jornada sobre “El mito de los países catalanes” en Zaragoza, organizada por la Fundación para la defensa de la Nación española, en colaboración con el Grupo Parlamentario VOX Aragón. En estas jornadas para desmontar la mentira del catalanismo, también ha participado el portavoz de VOX en el parlamento Balear, Jorge Campos; Ivan Vélez, presidente de DENAES; Pedro Fernandez, diputado nacional por Zaragoza y Jorge Buxadé, diputado de VOX en el Parlamento europeo.

José María Llanos ha explicado la situación del separatismo en la Comunidad Valenciana donde “Compromis había engañado al pueblo valenciano diciendo que son valencianistas pero no lo son, son separatistas. Lo único que buscan es la quiebra de la unidad nacional”. Y desde que VOX ha llegado a las Cortes y ha reabierto el debate en contra del catalanismo, “están muy rabiosos”.

Ha manifestado que “cuando uno camina por las calles de Valencia, Alicante e incluso en Castellón, que tiene más cerca la opresión del separatismo, te das cuenta que la cuestión de la confrontación con España y de no querer ser ciudadano español no es real. Es un problema artificial fruto de la manipulación y si no lo frenamos, dentro de poco tiempo estaremos como en Cataluña. También ha asegurado que el valenciano nunca se ha cuestionado no ser español y así lo cantamos con orgullo en nuestro himno cuando decimos ‘ofrendar nuevas glorias a España’”.

Asimismo, ha asegurado que “la riqueza cultural, la historia y la tradición de la Comunidad Valenciana, ha sido un freno para la invasión catalanista. La tradición de las fallas y el amor a la Virgen de los Desamaparados, ha sido históricamente el obstáculo para los separatistas". Y ha explicado que, al darse cuenta de ello, “están consiguiendo infiltrarse en el mundo fallero al que odian porque va estrictamente ligado a los sentimientos y tradición valenciana. Están creando nuevas fallas para crear sentimientos distintos”.

 

 

Por otro lado, José María Llanos ha dicho que “es necesario tomar la calle y aprender de la izquierda en este aspecto que están consiguiendo infiltrarse en la educación, colectivos, asociaciones y en la propia sociedad civil. No podemos dejar que inoculen su veneno en nuestros hijos”. Desde VOX se han dado cuenta de la importancia de la calle “porque sabemos que cambiar la sociedad y recuperarla, solo se puede hacer desde la misma sociedad”.

Por último, ha afirmado que “La lengua, que es riqueza, la han utilizado como instrumento político y han impuesto la política sobre la realidad histórica y sobre la riqueza cultural de todos los territorios de España. El valenciano ya existía cuando llegó Jaime I y la lengua que nos quieren imponer, es una lengua que no es la nuestra, es un arma política”. Y añade que "esta riqueza tiene que servir para unir la nación y a todos los españoles, nunca para llevar a la quiebra la unidad nacional.