El pasado día 26 de octubre de 2020 se celebró el Pleno Extraordinario del Ayuntamiento de Buitrago del Lozoya, entre otros asuntos, se aprobó de manera provisional, para su remisión a la Comunidad de Madrid, el Plan Especial del Matadero de Buitrago del Lozoya.
Preguntado el Sr. Alcalde sobre los pormenores del proyecto, explica que se pretende derribar todas las instalaciones interiores existentes, generando otras de nueva construcción y dotar a estas nuevas instalaciones de una sala de despiece para línea de vacuno en exclusiva.
Como se desprende de lo anterior, quedarían fuera de este servicio todos aquellos productores de cualquier otra especie que no sea vacuno.
Cabe destacar que el Matadero de Buitrago del Lozoya, si bien es de titularidad municipal, es una infraestructura de carácter supramunicipal, como tal fue en su día concebida y construida y tanto aquella financiación como la que ahora se pretende, corre a cargo íntegramente de la Comunidad de Madrid.
Al margen de lo anterior, se trata de unas instalaciones que deberían vertebrar el conjunto de la actividad ganadera en la Sierra Norte y zonas aledañas de otras comunidades. Lejos de esto, se pretende dejar sin servicio a todo ganadero que no lo sea de vacuno, fundamentalmente por su implantación histórica en la zona y número de productores, al ovino y caprino.
Tanto por parte del Sr. Alcalde, como por parte de un Concejal del propio Ayuntamiento que posteriormente toma la palabra, se argumentan dos motivaciones principales para continuar adelante con el despropósito expuesto, si bien el Sr. Alcalde reconoce públicamente el "error" que supone tal decisión, aun así, fundamentan su decisión en el hecho de que así estaba contemplado el proyecto por la anterior corporación municipal y le dan continuidad para "no perder la subvención", por otra parte, en boca del Sr. Concejal, se esgrimen motivos de inviabilidad económica para incluir en el proyecto una línea de ovino/caprino en la pretendida sala de despiece, basado esto último en un supuesto informe económico que no se muestra.
La medida adoptada supone un claro ejemplo de discriminación y falta de sensibilidad para con un volumen importante de ganaderos de nuestra Sierra, que se ven tristemente infravalorados con respecto al vacuno y cuya actividad diaria genera un producto de tanta calidad o más que el vacuno que producen nuestros compañeros y que nadie discute.
Esperamos que en lo que resta de tramitación administrativa en el seno de la Comunidad Autónoma, se corrija este agravio y se incluyan en el proyecto los cambios necesarios para que  una infraestructura pública de servicio a TODOS los demandantes y concretamente al ovino/caprino de nuestra Sierra, que este "error" que el propio Alcalde reconoce, no sea llevado  a fin y suponga otro palo en las ruedas de un sector ya de por sí en horas bajas.
Luis González Santiuste