Javier Negre, periodista de El Mundo y asiduo en los platós de televisión ha creado durante esta pandemia un exitoso programa en YouTube llamado Estado de Alarma, sin duda una de las grandes revelaciones de la temporada. Un programa que ha tenido un éxito meteórico en solo dos meses y que tiene ya una gran influencia en la política española y el apoyo de los partidos de la oposición. Atiende amablemente a El Correo de España para contarnos todo lo relativo a un ambicioso proyecto que crece día a día.

¿Por qué tras ser asiduo en televisión y prensa escrita decide emprender esta aventura en YouTube?

Hay gente que desprestigia YouTube y no se están dando cuenta que YouTube ya es el presente y el futuro de la comunicación con un mercado global. No puedo dar ahora los datos exactos, pero tenemos ya más impacto que muchos medios de comunicación de España. Tenemos más audiencia que programas de televisión de varios millones de euros de presupuesto. Tenemos 0 euros de presupuesto.

Además técnicamente es muy fácil.

Tan fácil como hacer una conversación a través de un sistema en YouTube, grabarla y soltarla y ver que tal la audiencia y la audiencia está siendo favorable.

¿Cuál es la razón de ser del proyecto?

Se inició como un proyecto sin pretensiones para tener conversaciones durante el estado de alarma y superar las barreras del confinamiento y se ha convertido ya en un modelo de comunicación serio y sostenible, que goza de muchísimo apoyo popular y de muchos subscriptores que confían en nosotros y dan una pequeña aportación que va desde los 2 euros a 100 euros al mes. En función de la escalas tienen distintos privilegios. Ya tenemos, si no recuerdo mal, 530 suscriptores, una bestialidad. Tenemos 250.000 seguidores en solo dos meses de vida, más que cualquier periódico salvo El País, que tiene más de 900.000 suscriptores, pero lleva varios años y nosotros dos meses y lo cogeremos.

¿Por qué afirma tan seguro que lo alcanzarán?

Por el descrédito que hay en una buena parte de la población española hacia la prensa convencional que recibe publicidad institucional es muy grande. Igual es muy grande el descrédito de la izquierda radical, que repite los mensajes del gobierno sin contrastar nada. Eldiario.es, Público, infoLibre, la Sexta... son la izquierda propagandística mediática que atentan incluso contra la honorabilidad de la Guardia Civil y dicen que esos informes están llenos de bulos....Está claro que hay un nicho de mercado que hemos sabido explotar y hemos llegado los primeros. Ya es una zódiac, que empieza a convertirse en un yate y del yate pasaremos al trasatlántico. Hay mucha gente interesada en aportar capital y nosotros iremos poco a poco desde la humildad, con los pies en el suelo y estudiando bien las líneas maestras de un proyecto que ha sido la revelación bajo mi punto de vista del estado de alarma. La gente por la calle ya no me para por salir en Tele 5, me paran por Estado de Alarma y siento la ilusión que transmite la gente que se sentía huérfana en la parrilla televisiva. Es algo brutal y es lo que me ha llevado a seguir. De momento no hemos ganado dinero como tal, porque el dinero que se consigue se invierte en medios técnicos. Estamos fatigados, pero con el avituallamiento que es el cariño del público. Recibimos 500 mail al día de apoyo.

La gravedad de la pandemia y las mentiras del gobierno, un momento ideal para un periodista que defiende la verdad.

Más que la gravedad de la pandemia la clave de la irrupción de Estado de Alarma y su éxito ha sido que ha llegado en un momento en el que muchos españoles se han visto obligados a estar confinados en sus casas, viendo violados sus derechos fundamentales a la libertad de expresión, de manifestación, de circulación y se han tenido que chupar horas y horas de televisión y se han tenido que meter en el mundo de las redes sociales, internet, a informarse por canales alternativos. Eso ha llevado a que esta parte de la opinión pública vea que muchos medios de comunicación mienten a sabiendas porque cobran una pasta del gobierno.

Eso les ha llevado a buscar canales alternativos y a meterse en YouTube. Nuestro público objetivo mayoritariamente tiene entre 35 y 70 años. Hemos incorporado a mucha gente que no sabía ni encender un ordenador. Nos llegan fotos de nietos enseñando a sus abuelos a ver Estado de Alarma desde la cama. Tenemos a gente mayor que nos escribe mail y viendo el drama que han pasado nuestros mayores que han muerto como chinches por culpa de esta presunta negligencia del gobierno. Esta gente se sentía huérfana de la parrilla televisiva, cuando estaban en su casa y veían esas ruedas de prensa fake del gobierno, esos Al Rojo Vivo de la Sexta....y se han dado cuenta de sus mentiras y al buscar una alternativa han topado de lleno con Estado de Alarma y ahora están enganchados. Lo celebro y lo aplaudo, aunque no nos hace relajarnos sino todo lo contrario, esforzarnos por mejorar día el producto televisivo porque yo soy muy exigente.

¿Cuál ha sido la clave del éxito de su canal de You Tube?

Además de conocer bien la herramienta de esta plataforma social que tiene sus lenguajes, sus programáticas, sus lenguaje SEO que ha que saber y tenemos voluntarios que nos ayudan, la clave es la elección de temas, ser un producto irruptivo que habla de temas políticamente incorrectos como la violencia de género, los bulos del gobierno, los menas...y eso ha caído como un obús en un panorama televisivo donde no había esa opción y ha saciado la demanda y el apetito del público de media España. Esto sumado al descrédito de medios como eldiario.es o la Sexta. que manipulan y mienten. La opinión pública ya no cree en estos medios y la crisis del coronavirus va a ser la muerte anticipada de unos medios de comunicación que llevaban mucho tiempo viviendo de las rentas, de la publicidad institucional, de la mentira y del bulo y son muchos los medios sectarios.

Hay medios que por orden del gobierno nos han contado que la pandemia solo era una especie de gripe estacional en la que solo moría la gente mayor. Tenemos ya 40.000 muertos y 18.000 ancianos desde que asumió el mando único Pablo Iglesias.

Ha muerto gente joven, profesionales sanitarios porque tenemos un gobierno que ha comprado test falsos chinos, ha comprado material sanitario a empresas eróticas, no ha hecho los deberes, muchísima negligencia, se ha alentado el 8 M y nuestro producto va contra ese feminismo radical.

España necesitaba, por desgracia, un punto de inflexión porque todo estaba muy desmadrado y ya no se podía ni hacer bromas, ni piropear a una mujer....desgraciadamente ha llegado con 40.000 muertos, con las neveras vacías, con 100.000 empresas cerradas y 8 millones de desempleados. La gente ha empezado a pensar y ha visto en que nos estábamos convirtiendo con un dominio absoluto televisivo de la izquierda sectaria, salvo media set con algunos programas tipo Ana Rosa que sí que han mantenido el tipo.

Medios televisivos de derechas combativos y contundentes se pueden contar con los dedos de una mano y esos medios normalmente están teniendo menos ayudas que los medios de la izquierda radical que son sufragados por grandes empresarios que luego van de constitucionalistas.

¿Hasta que punto Estado de Alarma ha tenido repercusión en la opinión pública?

Estado de Alarma ya es un producto que influye muchísimo en la opinión pública porque ha sido legitimado muy pronto por Vox, PP y Ciudadanos que nos mandan representantes a diario de primera fila como Santiago Abascal, Iván Espinosa de los Monteros, Isabel Díaz Ayuso, el alcalde de Madrid Martínez Almeida. Faltan Pablo Casado, que va a venir en breve, Teodoro García Egea, Cayetana. Inés Arrimadas no ha podido venir por su embarazo. Nuestro público objetivo es PP y Vox y metemos perfiles de izquierdas como Leguina, Carmona o Corcuera que también da más transversalidad. Nosotros no aspiramos a ser como dice la izquierda radical el medio de la ultra derecha. Nosotros somos un medio televisivo que tratamos de dar servicio a un público transversal, aunque tendemos más a la derecha. También invitamos a José María García que cargó las tintas contra Vox. Aquí no se censura a nadie. Aquí ha venido Quique San Francisco diciendo lo que le da la gana. Incluso ha venido gente criticando al PP o a Vox y no ha pasado nada porque nosotros no podemos crecer si somos solo un reducto de la derecha, que es en lo que ha querido convertirnos PRISA. Hay gente especialista en protocolo, algún periodista deportivo, hay de todo y eso nos convierte en un modelo televisivo y hace pensar a las televisiones y replantearse su actual modelo.

Nosotros con un modelo de cero euros tenemos ya impactos e impresiones en YouTube de más de 2, 6 millones de contactos, que es una barbaridad en solo dos meses y sin haber invertido un duro en publicidad. La gente está pagando la valentía, el servicio a la verdad y seguiremos desmontando al gobierno del bulo. Animo que los lectores de El Correo de España que lo deseen visiten nuestra página web y nuestro patreon. https://estadodealarmatv.es/ y https://www.patreon.com/estadodealarmatv Todo lo que recibimos lo invertimos en medios técnicos. La aceptación está siendo espectacular.

Ha logrado sintonizar con un buen número de españoles...Y también ganarse el odio de otros, ¿hasta que punto recibe amenazas?

Está claro que nos hemos convertido en el enemigo a batir. En Moncloa hacen informes sobre nuestros programas. A mí me han señalado desde Risto Mejide, Jorge Javier Vázquez, el Plural.com, eldiario.es, InfoLibre y todos los medios de la caverna de la izquierda sectaria que reciben publicidad institucional me han puesto en el punto de mira. Me hacen trendic topic por tocarme la nariz prácticamente. Si hago un directo de cinco horas se lo chupan entero para que tipejos como Maestre digan si me he saltado la cuarentena. Me hacen un acoso constante, han convocado escraches en mi casa porque el PSOE y Pablo Iglesias los alentaron. El coletas puede tener 5 coches de patrullas de la Guardia Civil y yo he pedido protección y no me hacen ni caso. Estoy amenazado de muerte, como ya lo estuve en el País Vasco y en Cataluña...Sufro amenazas y acosos a diario, pero ya tengo la piel muy gruesa.

Lo que no mata hace más fuerte.

Cuanto más me ataca la izquierda sectaria y radical, me hago más fuerte, más crezco en Twitter y más cerca estoy de mis objetivos que es echar al gobierno del bulo, al gobierno de Pedro Sánchez. Y una vez llegue la derecha al poder quiero presionar para que se acaben ya subvenciones a medios comunistas sectarios. El complejo del PP de financiar a medios de izquierda radical, permitir la función de Antena 3 y la Sexta, fíjese lo que nos ha traído, un patatal de país en cuanto a ideología de género, en cuanto a violencia verbal por parte de la izquierda radical, censura en twitter, restricción de derechos y de libertades. Esto solo se podía cambiar con una crisis dramática, que es la que viene con 40.000 muertos, con colas del hambre....El coronavirus ha sido muy dramático, pero va a propiciar que los españoles abran los ojos y reaccionen porque esto ya no hay quien lo sostenga.