Hogaño, opereta de la guerra fake de Ucrania, no-guerra singularmente “rara, rara, rara”, a la par que pulula sin demasiado éxito, de momento, la almorrana del mandril. La joya de la corona: timo climático, el calentón güebal, mayestática estafa cocinada a fuego lento, desde hace decenios, con la intención de esparcir paranoico y psicótico pánico una vez más, entre una población de subnormales profundos que se tragarán sin pestañear, lo que digan los expertuzos, Papá estado y el telediario. Y la calandraca pangolínica, fastuosa y falsaria astracanada (ni virus ni pandemia), a fuer de mascarada, nunca mejor dicho. O peor expresado. Y rememorando los documentales de los que jamás nos hemos tragado ningún embuste institucional, los que jamás nos tapamos nuestra maravillosa cara con un esclavista y tóxico bozal, los que incumplimos (y seguiremos haciéndolo - desobedecer, un deber - , climáticamente y lo que se tercie) todas y cada una de vuestras ridículas y absurdas y liberticidas normas (ni arresto domiciliario, ni “cierres perimetrales” ni PCR, ni toques de queda, ni plurales y totalitarias pollas en cebolla). Los que continuamos igual de sanos, sin rendirse nunca, sin claudicar jamás. Y sin olvidarme jamás de los tiranos y de sus títeres diversos: políticos, médicos, periodistas, docentes, policías, militares y demás calaña, ejecutores y cómplices de la mayor estafa (con embozo sanitario) jamás diseñada y perpetrada en toda la historia de la humanidad.

Liberticidios, gerontocidios, prefabricadas psicosis  y paranoia de masas

Todo comenzó con Plandemic, en pleno secuestro domiciliario. La doctora Judy Mikovits, en la primera parte,  abriendo los ojos a tantos. Y YouTube, ale, a censurarlo desde el inicio. Magnífica señal. Ladran, Sancho…

Plandemic Primera Parte

Y, poco después, mucho mejor, la segunda parte.

Plandemic 2: In doctor Nation

En España, excelente aportación de Médicos por la Verdad y demás.

Virus Media, un crimen oculto

O Nauzat Morgade, insuperable, aclarándonos el geronticidio de marzo-abril de 2020: ningún virus, obvio.

Asesinados

Por todo fue miedo, pánico prefabricado, prodigioso documental argentino.

El año del miedo prefabricado

Bozales esclavos y mordazas, eterna subnormalidad, Agenda 2030, Gran Reseteo…

Unmasked, sin bozal, Agenda 2030: sobresaliente.

Unmasked

Timovacunación covidicia mediante

Un genocidio perfectamente, perfectísimamente programado, con su exhaustiva hoja de ruta, de Fernando Vizcaíno, soberbio.

Pandemia Coronavirus, cronología un genocidio programado

El planeta entero encerrado, liberticidio mundial: Planeta confinado

Planet Lockdown

Hacia una “nueva normalidad”, eterna subnormalidad humana, atroz tiranía

La nueva normalidad

The Big Reset, la psicopatía que alienta a las genocidas élites, un “nuevo” reinicio: despoblados, transhumanizados, cyborgs, mestizos, andróginos, con hambrunas esclavos…

El Gran Reseteo

Timovacunas, tiranías, exterminio poblacional…

Y Alish ofreciéndonos soberbias píldoras de realidad

Una dosis de realidad

Y Effets secondaires: la face cachée des vaccins, portentoso y reciente documental de Raphaël Berland

 Efectos secundarios: la cara oculta de las “vacunas”

 

Covidland, espléndida serie documental de Alex Jones. De momento 3 partes: El secuestro domiciliario, el bozal de los cojones y la tecno-kakuna, cual ruleta rusa, mortal.

Primera Parte

Segunda Parte

Tercera Parte

Lo dicho, hacia la masiva despoblación planetaria, timovacunación covidiana entre otras. Todo tan satánico…

Infertilidad: Agenda Diabólica

…E hibernando que es gerundio. En fin.