Poco a poco El Correo de España va incorporando nuevos colaboradores. Gente formada, con criterio y con ganas de cambiar las cosas. Savia nueva para ofrecer el soplo de aire fresco de nuestra esencia española, frente a las rancias ideologías totalitarias que quieren destruir España.

Háblenos un poco de usted y ¿por qué se decidió a colaborar con nosotros?

Soy un joven jurista que sigue este periódico con regularidad. En mis ratos libres suelo escribir algún artículo de opinión o pequeño ensayo, habitualmente relacionados con la filosofía moral, hasta hoy no me había planteado publicarlos, pero mi indignación actual me lleva a querer hacerlo.

¿Cómo valora la labor de El Correo de España?

Valoro el trabajo de este medio como muy positivo. Desde luego creo que es el sentir general de muchos españoles ver un desprecio absoluto por parte del poder político hacia sus sentimientos, valores, ideas y pensamientos.

Disponer de medios como este es un alivio para muchos, uno comprueba que no está solo, que hay muchas personas en tu misma situación, se siente uno comprendido vaya.

Una labor muy necesaria por tanto...

La batalla ideológica es vital para la conservar lo bueno que tiene nuestra tradición y creo que unos buenos comentarios sobre filosofía moral pueden contribuir en alguna medida a la victoria.

¿Cómo va a contribuir usted?

En cuanto a lo que puedo aportar no es más que alguna herramienta útil para "el combate cotidiano" del que el lector pueda servirse para fundamentar sus argumentos.