En estas fechas familiares y de relax no vamos a explicar batallas. Nos dedicaremos a hablar de logotipos. Aquellos que vemos cada día. Que reconocemos muchas veces sin conocer la marca y saberlo que esconde. Esta sólo es una selección. Muchos, quizás, se llevan una sorpresa. Lo de hoy es un divertimento para entrar con buen pie en el 2022. Feliz Año a todos.

Camel. El diseñador gráfico de origen belga Fred Otto Kleesattel, conocido como “Fritz”, fue contratado para diseñar el embalaje de la nueva línea de cigarrillos Camel. Durante la Primera Guerra Mundial, trabajó como artista de camuflaje, ocultando edificios, vehículos y otros objetivos potenciales para hacer que se mezclaran con su entorno. Existen mitos urbanos sobre supuestas imágenes subliminales escondidas dentro de la obra de arte del camello. Se dice que a Fritz no le caía bien el encargado de marketing de Camel. Así que introdujo en el diseño un dibujo de un Manneken Pis, la estatua más famosa de Bruselas, dentro de una pata del camello.

 

Starbucks. Una sirena con dos colas es la imagen que caracteriza a la cadena de cafeterías más famosas del mundo. Así como la marca logra seducir cada día a más y más clientes, la historia de su logotipo tiene mucho que ver con poderes de atracción y hechizo. En 1971, los entonces universitarios Jerry Baldwin, Gordón Bowker y Zev Siegl tenían una idea de negocio. Necesitaban encontrar un nombre y una imagen que lograra seducir a las personas. Los tres amaban el café y acostumbraban a reunirse para leer y comentar lecturas; una de las preferidas era Moby Dick, de Herman Melville. Así fue como decidieron bautizar a su cafetería como «Starbucks», en homenaje al personaje Starbuck, primer oficial del barco Pequod, en el que se desarrolla la trama de Moby Dick. Si el nombre hacía referencia a una historia de marineros, el logo debía relacionarse también. Para esto convocaron diseñador Terry Hakcler, quien buscaba una imagen que reflejara la seducción de la cafeína a las personas. Seducción, marineros y café parecían ser ideas difíciles de conectar. Pero fue explorando libros antiguos como encontraron con la imagen adecuada: una sirena de dos colas del siglo XV. Así como se cree que las sirenas seducían a los marineros y los hacían que se olvidaran de sus planes y objetivos hasta llevarlos a la muerte, Starbucks debería sedujera a las personas hasta volverlas adictas a sus productos.

Levi’s. El objetivo de algunas empresas es transmitir que usando sus productos, mejorarás alguna parte de tu vida. En este caso, está claro que el mensaje tiene que ser que con su producto te verás de manera más atractiva de lo normal. ¿Qué ha hecho Levi’s con su logo para transmitir ese dato? Ha ocultado de manera ingeniosa la parte del cuerpo que la mayoría de las personas quieren resaltar cuando lleva pantalones vaqueros.

The Rolling Stones

Muchos piensan que el diseño de la iónica lengua fue creado por Andy Warhol, pero no es así. La realidad es que Mick Jagger pidió a un joven estudiante del Real Colegio de Arte de Londres llamado John Pasche, un logotipo que representase a la discográfica del grupo, a cambio de 50 libras. La primera vez que el logo salió a la luz fue en la funda del interior del disco «Sticky Fingers» en 1971, cuya portada fue diseñada por Andy Warhol. De ahí la confusión sobre la autoría del famoso símbolo del grupo. Algunos creen que el logo representa la inconfundible cara y boca de Mick Jagger, y algo tiene que ver, pero no del todo. “Cuando Mick me pidió crear un logo para Rolling Stones Records, me mostró un corte de periódico que mostraba a la diosa hindú Kali, con una lengua puntiaguda, colgando”, cuenta John Pasche.

Audi. El logo de los automóviles Audi puede parecer ausente de simbología, pero los cuatro aros que conforman el logotipo representan a cada una de las cuatro compañías que se fusionaron para crear la marca: Audi, DKW, Horch y Wanderer.

BMW. Esta famosa marca de automóviles alemana estuvo ligada a sus comienzos a la aviación, por lo que hay quien interpreta la parte central de su logo unas hélices girando. Los cuartos blancos representan una hélice, mientras que las secciones azules simbolizan el cielo. Pero aunque esto pueda parecer así, no fue una intención original. Según el New York Times, la marca fue registrada en 1917, pero la hélice no se creó hasta 1929. ¿Qué significa entonces? Los colores azul y blanco representan los colores bávaros de Free State. La razón por la que se ve así es porque el uso de un símbolo nacional en una marca comercial era ilegal, por lo que los colores se disponen en un orden contrario.

Carrefour. El nombre del Grupo Carrefour proviene del primer local que se abrió en Francia, que estaba localizado en un cruce de caminos. Es por eso que la empresa decidió ponerle el nombre Carrefour, que en francés significa «cruce de caminos». El logo, a simple vista, simboliza precisamente los dos caminos. En él se observan dos figuras que representan flechas que señalan en sentidos opuestos, una azul y otra roja. El hueco entre ellas genera una letra «C» en blanco, haciendo alusión al origen francés de la marca.

Twitter. Este nombre se refiere a gorjear o piar, y representa un término idóneo para simbolizar la finalidad de la red social: enviar mensajes a amigos o seguidores de forma breve e instantánea al igual que el piar de un pájaro. Además, la red se caracteriza por compartir mensajes reenviándolos o «arrobando». Así se crea un hilo o cadena de mensajes, donde puede aplicarse la frase popular «Me lo contó un pajarito» para no revelar el origen verdadero del mensaje. Es con este significado como surgió el famoso pajarito de Twitter para su logotipo.

McDonald’s. Los conocidos «arcos dorados» de la cadena de comida rápida más grande del mundo hacen referencia a los que adornaban sus primeros restaurantes. Cuando la empresa quiso cambiar el diseño, el psicólogo Louis Cheskin los hizo desistir de la idea, argumentando que la M recuerda a un par de senos vistos al revés, lo que inconscientemente remiten a los clientes su infancia.

FedEx. Otro gran ejemplo de una logotipo muy familiar y reconocido (de la popular empresa de paquetería) que no está exento de mensaje. Entre la letra «E» y la «x» se crea una flecha de color blanco que de forma subliminal nos genera la idea de rapidez y precisión. Una vez que ves la flecha no puedes dejar de verla.

Toblerone. La marca de chocolate suizo tiene en la montaña la silueta de un oso perfectamente definido en la parte negativa del logo. Un homenaje a Berna, población suiza donde se ideó la su chocolatina más representativa y que es conocida como “la ciudad de los osos”.

Toyota. El gigante del automovilismo Toyota tiene un logotipo de lo más trabajada y cuesta mucho descifrar lo que esconde. Lejos de lo que parece a simple vista, no es una serie de tres semicírculos enlazados sin más, con ellos se componen todas y cada una de las letras que conforman el nombre de la propia marca.

Adidas. Esta compañía alemana de ropa y calzado deportivos es una de las mejores del mundo. Las tres franjas siempre han sido parte de su logo, pero, en los últimos rediseños, las franjas se han escalonado para simular una montaña. Esta montaña representa los retos y los obstáculos a los que tienen que enfrentarse los atletas para conseguir la victoria. También representa la idea de podio triunfal en las competencias, con 3 plataformas a diferentes alturas.

 

Nike. Es sin duda uno de los logotipos más referenciales y representa a una de las marcas de indumentaria deportiva más famosa del mundo. La mayoría de la gente cree que el logo de Nike es una pipa, y así se conoce a la marca, y la asociación es lógica por la forma que tiene, pero esto es un error. Nike es la adaptación al inglés del nombre de la diosa griega Niké, la diosa de la victoria. En 1968, cuando Phil Knight decidió dejar atrás el nombre de «Blue Ribbon Sports» que llevaba suempresa, decidió buscar algo que se asociara con el ganar y que transmitiese la idea de movimiento y acción. Así buscó en la mitología griega hasta dar con Niké. El acento final no tardó en desaparecer y así comenzó una historia de éxitos y difusión a nivel mundial. El logotipo, curiosamente, fue desarrollado por la estudiante de diseño gráfico Carolyn Davidson, quien se inspiró en la forma de las alas de la diosa griega. Phil y Carolyn se conocieron en la universidad del estado de Portland, donde él impartía clases de contabilidad, y Davidson le presentó su factura por un total de 35 dólares por su diseño. En 1983, Knight le dio a Davidson un anillo de oro y diamantes con la forma del logo de Nike, y un sobre lleno de acciones de la compañía a manera de agradecimiento y bonificación por su trabajo realizado.