Madrid Capital y su provincia dispone de unos edificios católicos suntuosos y quizás sea la ciudad, que más monumentos católicos posee del mundo

La Impresionante Cripta que está debajo de la Catedral de la Almudena, está compuesta por 18 capillas y 400 columnas que la hacen la más monumental cripta conocida.

Vídeo oficial de la Cripta de la Catedral de la Almudena, descubre uno de los templos más impresionantes de Madrid.

El templo se debe a un diseño del año 1620, obra del arquitecto Pedro Sánchez. Las obras, que comenzaron dos años después, fueron dirigidas por este maestro hasta 1633 y continuadas posteriormente por Francisco Bautista y Melchor de Bueras, quienes finalizaron la construcción en 1664.

La iglesia sustituyó a la parroquia de san Pedro y san Pablo, del siglo XVI, que fue demolida, junto al primitivo Colegio Imperial, siguiendo las instrucciones dejadas en su testamento por María de Austria (1528-1603), hija del emperador y rey de España Carlos I. La Emperatriz legó su fortuna a la Compañía de Jesús con el propósito de que se construyera un edificio de nueva planta sobre el solar de la iglesia derribada.

El Monasterio de las Descalzas Reales, en pleno corazón de Madrid, constituye un espacio de culto y tranquilidad donde el visitante puede observar el contraste con el bullicio de la capital. Fue voluntad de su fundadora, Juana de Austria (1535-1573), hija menor del Emperador Carlos V y princesa de Portugal, convertir el palacio en el que ella misma nació, y que pertenecía al tesorero de su padre, en un monasterio de monjas clarisas. En él instaló sus aposentos tras su regreso de Portugal, y en la capilla que ocupa el mismo espacio en el que vino al mundo descansa su cuerpo.

 

El Real Monasterio de la Encarnación es un convento de monjas agustinas recoletas ubicado en Madrid (España). La institución, a la que pertenecieron damas de la alta nobleza, fue fundada por la reina Margarita de Austria, esposa de Felipe III, a comienzos del siglo XVII. Debido a las colecciones artísticas que alberga es, junto con las Descalzas Reales, uno de los templos más destacados de la ciudad.

El edificio fue construido entre 1611 y 1616. Fray Alberto de la Madre de Dios dirigió las obras personalmente junto al arquitecto Alonso Carbonel y Pedro de Lizargarate.1​ En palabras de Chueca Goitia, fray Alberto fue el arquitecto que introdujo las primeras formas barrocas en una buena parte de Castilla.2​ Después de la muerte de Francisco de Mora, entre 1610 y 1614 dirigió las obras reales.

  

 

La Real Basílica de San Francisco El Grande

El templo con la Cúpula más grande de España, una visita obligada en Madrid, descubre sus tesoros artísticos.

Documental monumental sobre las Iglesias y Catedrales más importantes de Madrid