También aclara Viganò que el denominado Gran Reinicio es el advenimiento de Satanás. "En la práctica, es la transición del Reino de Cristo al Reino del Anticristo, de una sociedad virtuosa que castiga a los malvados a la sociedad impía y malvada que castiga a los buenos".

Hacia el Reino de Satán, según Viganò

Y, según él, el inquilino del oscurísimo Vaticando, Pancho Primero de la Pampa y de la Pachamama, pringadísimo en este turbio turrón, colaborador entusiasta, muy entusiasta de la satánica agenda 2030, hacia un espantoso y tiránico Orden Mundial que, por supuesto, incluye ineludible, digital y satánico timopinchazo.

Y clamando, tal vez no en el desierto, como Juan, primo de Jesús. Memento primer capítulo del Evangelio de Juan (6-8.19-28). Y Carlo Maria Viganò llama a la gente, sobre todo a los católicos,  a unirse en una alianza antiglobalista para liberar a la humanidad del presente y diabólico régimen totalitario.

Luchando e intentando derrotar a las élites del Mal, a “esos conspiradores que desean esclavizar a los hombres y mujeres libres”. Frente a este golpe mundial, es necesario formar una alianza antimundialista internacional que reúna a todos los que quieran oponerse a esta dictadura mundial"…

Jamás nos rendiremos

…Salvo que lo evitemos. Y en esta guerra estamos todos. Creyentes y no creyentes. Amantes de la libertad. "Mi cuerpo, mi elección", "Defendemos a nuestros hijos", "Resistencia". Pasado fin de semana. Bruselas, Viena, Zagreb. Y, sobre todo, memorable pancarta junto al Circus Maximus romano. "La gente como nosotros nunca se rinde". Pues eso. Lo repito: JAMÁS NOS RENDIREMOS. En fin.