El Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes, en concreto la Concejalía de Bienestar y Protección Social, trabaja con un amplio abanico de ayudas directas y servicios de asistencia y asesoramiento profesional para atender a la población local que experimenta riesgos de exclusión social. En este periodo crítico, las trabajadoras de la Delegación se vuelcan en la atención a las necesidades derivadas de la crisis provocada por la Pandemia Covid-19.

Las trabajadoras sociales, las psicólogas y las asesoras jurídicas trabajan mediante cita previa (91 659 22 34 / 91 654 01 43, de 9.00 a 14.00 h.) y llevan a cabo un completo proceso de intervención social, con entrevistas estructuradas para conocer con detalle la situación y condiciones de los solicitantes. Dicho proceso tiene como base la aplicación estricta de baremos de situación económica, con la finalidad de que la ayuda disponible quede priorizada para los colectivos más necesitados y bajo situaciones de emergencia. 

Entre los servicios de ayuda, asistencia y asesoramiento ofrecidos, destacan los referidos a continuación:

  1. Ayudas de Emergencia Social. Destinadas, principalmente, al apoyo a las familias en situación de necesidad para la adquisición de alimentos básicos, el pago de la renta de alquiler, así como gastos de agua y otros suministros. En este apartado se incluyen, además, ayudas complementarias, dirigidas a suplir determinados gastos, como los servicios para la conciliación de la vida familiar y profesional, así como desembolsos derivados de atenciones médicas o farmacéuticas.
  2. Servicio de Ayuda a Domicilio. Dicho servicio tiene como destinatarios a las personas mayores que adolezcan de dificultades para realizar tareas cotidianas en su hogar. Estas ayudas incluyen diversas formas de asistencia directa, como la realización de tareas domésticas, limpieza, lavado y planchado de la ropa, elaboración de comidas sencillas, ayuda para el aseo diario de las personas con algún grado de dependencia, etc. En este servicio asistencial se enmarcan también las denominadas ‘ayudas de habitabilidad de vivienda’, destinadas a rebajar el coste de las obras que supongan una mejora de la movilidad en el domicilio y una adaptación a las condiciones físicas de sus ocupantes, como, por ejemplo, la renovación de la bañera y la instalación de un plato de ducha.
  3. Servicio de Comida a Domicilio. Este se dirige fundamentalmente a las personas mayores que viven solas y que padecen algún tipo de dependencia y limitaciones económicas, lo que en un periodo de confinamiento –y con el cierre preventivo del Centro de Mayores Gloria Fuertes– puede traducirse en un elevado riesgo de exclusión social. Para este tipo de perfiles, la Delegación de Bienestar Social suministra, durante los 365 días del año, distintos menús subvencionados para el almuerzo y la cena consistentes en comida saludable y adecuada a las necesidades particulares de cada beneficiario. La Delegación prevé, asimismo, que las personas que no reúnen los requisitos económicos para ser beneficiarios, pero que atraviesen por alguna de las dificultades derivadas de la presente pandemia, puedan disfrutar de este servicio remunerando la totalidad del importe de los menús.
  4. Servicio de Teleasistencia. Prestación para personas dependientes consistente en un dispositivo que conecta a la persona con el teléfono 112 para la atención inmediata de cualquier emergencia sanitaria o situación sobrevenida. Dicha atención se complementa con un seguimiento periódico del estado de salud del beneficiario del servicio, lo que redunda en la tranquilidad y la satisfacción de sus familiares y cuidadores.
  5. Servicio de Asistencia Psicológica. Servicio de apoyo integrado en el proceso de intervención psicosocial y educativa, dirigido principalmente a los menores en riesgo de exclusión social y de desprotección, que puedan ser víctimas de situaciones de maltrato físico, psicológico o emocional.
  6. Tramitación de ayudas. Trabajo correspondiente para la tramitación de la Renta Mínima de Inserción (RMI), dependiente de la Comunidad de Madrid. El seguimiento del cumplimiento de dicha ayuda lo realiza la Delegación, atendiendo a criterios de inclusión e integración social, escolarización de los niños y las niñas, prevención del absentismo, etc., con una próxima ampliación para personas perceptoras de rentas mínimas o sin hogar. Asimismo, la Delegación colabora con distintas Organizaciones No Gubernamentales con el objeto de procurar ayuda directa a determinados colectivos bajo situaciones de emergencia, destacando el convenio firmado con la Hermandad del Santísimo Cristo de los Remedios, que ha hecho posible que numerosas personas sin hogar puedan acceder a varias comidas diarias.

 

“Bienestar y Protección Social se enfrenta a la dureza de esta crisis sanitaria y económica con una amplísima batería de ayudas directas y de servicios de asesoramiento siempre sujetos a unos baremos económicos que garantizan que las ayudas y asistencias lleguen antes a quienes más las necesitan. La base de nuestro trabajo es una intervención social profesionalizada para estudiar detenidamente las necesidades de los solicitantes y darles una solución en el mínimo tiempo posible”, afirma la concejala, Margarita Fernández de Marcos (PSOE).

El vicealcalde, Miguel Ángel Martín Perdiguero (Cs), ha recalcado que “este Gobierno está siendo activo desde el primer día de esta pandemia en todos los frentes que se han ido abriendo, pero el lado social, el de los más desfavorecidos y desprotegidos no puede desatenderse ni un minuto, y estamos demostrando con estas acciones que tenemos todos las herramientas necesarias para ayudar a nuestros vecinos”.

“Bienestar y Protección Social representa un importante pilar del Estado del Bienestar que, en este contexto crítico, se erige como uno de los principales soportes de la recuperación social y económica”, concluye el alcalde, Narciso Romero (PSOE).