Recapitulemos. Se pretende chutar a la población un cóctel genético al que presentan como "vacuna" cuando no entra siquiera en la definición consensuada de ésta. Nos hallamos, grosso modo, con un compuesto de ARN jamás utilizado con anterioridad en seres humanos. Estos nuevos matarratas funcionan secuestrando la maquinaria de producción de proteínas en nuestras células. Moderna y Pfizer quieren reprogramar el ADN humano como un experimento. A ver qué pasa con nuestra estirpe. FARMAFIA  a las órdenes de los amos genocidas.

Matarratas con PEG y LNP, te van a freír

Desde luego, ni su seguridad ni su efectividad han sido comprobadas de manera fehaciente ni independiente, ni a lo largo de un juicioso lapso de tiempo. Dichos matarratas están basado en un "sistema portador" basado en nanopartículas que contiene una sustancia química sintética denominado polietilenglicol (Polyethylene Glyco o PEG). Sustancia esencialmente letal.

El matarratas también utiliza los LNP (nanopartículas lipídicas). Es un adyuvante, lo que significa que están diseñados para provocar mortales respuestas hiperinflamatorias en los seres humanos, una vez inyectados. Poquísimo se conoce de sus muchísimos y devastadores efectos adversos al omitirse los ensayos con animales. Y se está experimentando literal y directamente con seres humanos, sin necesidad, y vulnerando multitud de códigos éticos. Y, por supuesto, FARMAFIA ha conseguido impunidad legal (por gallifantes varios) ante demandas por los posibles daños que pudiesen surgir por las vacunas. No se les podrá hacer responsables de su “producto experimental”.

Matarratas_y_dejadme_tranquilo

María José Martínez Albarracín explicándolo con claridad

La doctora María José Martínez Albarracín es licenciada en medicina y cirugía por la Universidad de Murcia, catedrática de procesos diagnósticos clínicos, y forma parte de la asociación de Médicos por la Verdad en España. En reciente entrevista con Canal 5 Radio de España, además de advertir de las aciagas derivaciones a corto y mediano plazo de las vacunas covid-19 - como reacciones alérgicas o anafilácticas incluso tan graves que causen la muerte, infartos de miocardio, accidentes cerebro-vasculares, problemas de infertilidad, aborto y problemas neurológicos -, la doctora Albarracín también explicó la “suspicaz” semejanza del cóctel génico que se quiere introducir a través de las vacunas covid, con los retrovirus endógenos prehistóricos que científicos como Keizo Tomonaga (Revista Nature, 2010, et.al.) han hallado “fosilizados” en el ADN humano.

La doctora Albarracín afirma lo siguiente. “Se sospecha que [los retrovirus endógenos] pudieron ser antiguos virus de ARN que se insertaron en el genoma y quedaron ahí como genes. Fueran o no fueran virus, tienen una secuencia muy parecida a los virus. Y qué casualidad que nuestro amigo SARS-Cov-2 es muy parecido a algunos de estos”.

Concretamente, lo que quieren meternos con esta “terapia” génica —porque yo no lo llamo vacuna porque no es ninguna vacuna ni va a prevenir nada (y si queréis ahora analizamos brevemente los estudios que ha publicado Pfizer para que veamos la fiabilidad, la ‘prevención’ que va a haber— pero bueno, estas secuencias [de la vacuna] son realmente la proteína espiga que es lo que quieren que nuestro cuerpo haga una vez que nos metan el ARN de la vacuna, [es decir que] es un virus, es uno de estos virus endógenos. [Lo sabemos porque] analizamos las secuencias, precisamente con comparación de secuencias genómicas, con programas como Blast, y pues ya lo han dicho muchos científicos. Comenzamos a decirlo nosotros, precisamente con las investigaciones de Almudena y Máximo… Y también ya lo están diciendo genetistas importantes.”

Matarratas, síntesis

Matarratas: experimento de transgénesis, esterilización masiva, exterminio poblacional, la elitista y genocida chusma librando a la tierra de más de seis mil millones de plebeyos. Poco a poco. Sin prisa, pero sin pausa. En fin.