En el Barrio de “El Carrascal” en Leganés, es decir no en ningún barrio históricamente de derechas, los ciudadanos empiezan a estar muy cansados de la pésima gestión y de la situación por la que nos están haciendo pasar desde la Moncloa.

Fue una reacción espontánea y muy seguida en dicho barrio: