El pasado viernes llegó a tierra el barco con los supervivientes y siete fallecidos del naufragio
El 'Playa Menduiña Dos' ha arribado al puerto de St. John's alrededor de las 11.30 hora española


"Me avisó por mensaje del mal tiempo": así fue la tragedia del Villa Pitanxo en Terranova

Desde que se produjera la tragedia, los cuerpos sin vida de los tripulantes del pesquero Villa de Pitanxo, hundido a primeras horas de este martes en aguas de la isla canadiense de Terranova, se han elevado a nueve y no a diez como se anunció previamente, según ha confirmado Salvamento Marítimo. Así, Galicia amanece este miércoles de luto oficial mientras al otro lado del Atlántico, en las costas de Canadá, las autoridades del país mantienen las tareas de búsqueda y rescate de los 12 marineros que aún siguen desaparecidos.

Dos de los tres supervivientes, el patrón del barco, Juan Padín Costas, y su sobrino, Eduardo Rial Padín, fueron los encargados de avisar a sus familiares de que estaban bien. "No te preocupes", le dijo Juan a su esposa, según ha confirmado la alcaldesa de Cangas, Victoria Portas, tras hablar con la familia. La llamada de alivio era también extensible a su hermana Gloria, ya que su hijo estaba también en el Villa de Pitanxo.

Horas antes, sobre las cuatro de la mañana, Eduardo Rial había escrito a su novia, Sara Prieto, diciéndole que iba a trabajar. "Me avisó que había muy mal tiempo en la zona", expresa Prieto. Cuando se enteraron por la mujer de otro marinero que el barco había naufragado, se temieron lo peor. La falta de noticias fue desesperante hasta que el patrón hizo esa llamada. 

 "Yo, mal que pese, estoy feliz, pero el susto que pasamos no nos lo quitan. No se lo deseo a nadie, porque es muy doloroso", ha expresado la novia de Eduardo y asegura que, después de lo ocurrido, este "no volverá al mar". "La última vez que vino hablamos de quedarse en tierra, buscar algo por aquí y tener familia tras un par de mareas más, pero de esta ya no le dejo que vuelva al mar", asegura y apunta a que el suceso podría haber sido provocado por "un golpe de mar".

Nos unimos a la tristeza por el naufragio del pesquero gallego “Villa de Pitanxo” en aguas canadienses de Terranova, que deja 10 muertos, 11 desaparecidos y 3 supervivientes.

El naufragio en aguas de Terranova del pesquero español 'Villa de Pitanxo', es uno de los más graves que ha sufrido la flota pesquera española en las últimas décadas. El 'Villa de Pitanxo', hundido en aguas canadienses de Terranova, contaba con 24 tripulantes a bordo, 16 españoles y el resto originarios de Perú y Ghana.

PESQUERO "PITANXTO": Los 3 SUPERVIVIENTES y 7 FALLECIDOS del NAUFRAGIO llegan a PUERTO I RTVE

La Alameda de Marín acogió este domingo el acto más doloroso que se recuerda en años en la villa. Centenares de personas arroparon a las familias de los doce marineros desaparecidos en el Villa de Pitanxo, que convocaron una concentración para reivindicar que se les siga buscando. Algunos de los desaparecidos tienen hijos recién nacidos. «¿Cómo explicarles a esos niños el día de mañana que a su padre le abandonaron en el mar?», se preguntaba Christopher, hijo de Fernando González, engrasador del Villa de Pitanxo que se encuentra entre los desaparecidos.

El acto fue un clamor para exigir la reanudación de las labores de búsqueda, y todos los dardos tenían un destinatario: el Gobierno de España. Tras mantener en los últimos días reuniones con el ministro Luis Planas, con el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, o con la subdelegada en Pontevedra, Maica Larriba, estas personas que sufren el dolor de la pérdida de un ser querido denuncian que no se sienten arropadas ni comprendidas. «No queremos más palabras, queremos hechos», señaló María José de Pazo, hija del jefe de máquinas del buque, Francisco, que también figura entre los desaparecidos.

Durante la concentración, las familias anunciaron su intención de acudir esta semana a Madrid para pedir audiencia con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y con la vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. Minutos después de terminar la concentración, la propia De Pazo difundió un comunicado en el que anunció que Sánchez estará este lunes en Santiago para recibir al avión en el que viajarán a Galicia los tres supervivientes y seis de los nueve cadáveres identificados (los otros tres serán repatriados a Perú). «Me confirman que el presidente viene a Galicia. Solicitamos que nos reciba a las doce familias, una audiencia de cinco minutos para hablar con el directamente. Que no venga solo a despedir a los fallecidos sino también a escuchar a las familias de los desaparecidos».

Durante el acto en la Alameda de Marín, tomaron la palabra miembros de nueve de las familias del Villa de Pitanxo. Todos lamentaron la falta de información y la suspensión de las labores de búsqueda. «Nos sentimos abandonados», «España tiene medios para la búsqueda, solo pedimos que se intente», «no son ningún animal para dejarlos allí tirados», fueron algunas de las quejas verbalizadas por los familiares.

Fueron intervenciones en medio de un silencio solo roto por los aplausos cuando alguno de los que intervenían no podía continuar porque rompía en lágrimas.

Como Carolina, esposa de Jonathan Calderón, que relató que ya pudo contarle a su hijo menor de edad el trágico destino de su padre, pero aún no reunió fuerzas para decírselo a su hija pequeña.

O Jean Marie Okutu, que con la voz rota recordó que su hermano Edmon, que cumplió años este mes y deja tres hijas, una de ellas recién nacida. También se emocionó la esposa de William Andrés Córdoba, que pedía poder ver su marido «una última vez». Igual que la familia de Pedro Herrera, con un bebé de 9 meses. O Áurea, la mujer de Martín Quino, que pedía «justicia». Emilio Lumbres, cuyo padre, Miguel, figura entre los cadáveres identificados no quiso faltar al acto para apoyar al resto de familias «porque la lucha continúa». «Para poder llorar con tranquilidad y poder pasar página necesitamos respuestas», fue el lamento de Loli Pastoriza, familiar de Ricardo Arias, que hace 20 años sobrevivió a otro naufragio pero a quien ahora la suerte no acompañó.

Ten de nosotros piedad, Señor

Samuel Kwesi también se suma

El pastor evangelista de Marín, Julio Torres, intervino en nombre de uno de los superviviente, el ghanés Samuel Kwesi. Afirmó que este también suplica que se siga buscando a sus compañeros.

Los SUPERVIVIENTES del VILLA de PITANXO llegan al puerto de TERRANOVA | RTVE Noticias

¡Veintiuna víctimas, señor presidente!

En esta inmensa tragedia, solo 3 pescadores rescatados con vida y 9 cadáveres, quedan   12 desaparecidos, que será un milagro encontrar alguno vivo, debido a los días transcurridos, la mar embravecida y las aguas gélidas de la zona.

Mientras esto ocurrió el pasado martes, este gobierno, regido por ROJOS y malnacidos criminales, ha pasado olímpicamente, con absoluta indiferencia, con una pésima gestión, sin lealtad, ni corazón, ante tan enorme pérdida. Debido a las protestas de familiares, amigos y prensa, el canalla profanador de tumbas, el malnacido criminal Sánchez, acudirá mañana lunes, después de 7 días del grave suceso.

En cualquier País del mundo, este rufián, dejaría de ser Presidente, pero este pueblo está demasiado acostumbrado a tener unos dirigentes, que solo miren por su bolsillo y permanecer el máximo tiempo posible, chupando de la vaca escuálida, de esta España desconocida, abandonada por Dios, ante su cobardía manifiesta y en manos de delincuentes, hijos de Satanás y criminales.

Canadá da por terminada la búsqueda de los 12 desaparecidos en el naufragio del Villa de Pitanxo

 

El malestar, indignación y frustración expresadas por los familiares de las veintiuna víctimas de la tragedia del Villa de Pitanxo, contra este gobierno de bolchevique y etarras. El cabreo de estas familias es el que sentimos miles de ciudadanos gallegos con cómo el gobierno central ha venido gestionando este asunto. Mal y con una insensibilidad irritante. Al menos hasta el viernes, cuando la presión de las familias; de los concellos de los que eran vecinos los tripulantes; de la Xunta y de los medios de comunicación han vehiculizado el malestar social surgido y forzado ese golpe de timón del Gobierno. La Voz de Galicia se ha volcado desde el mismo martes 15 con un tratamiento preferencial e intensivo a este siniestro.

Más de 50.000 firmas

Un indicativo irrefutable del enorme malestar originado por la actuación del Gobierno y con la conformidad inicial con la que aceptaba que Canadá hubiera suspendido los rastreos en aguas de Terranova al cabo de solo 37 horas de búsqueda, es la respuesta que tiene la campaña de recogida de firmas lanzada a través de la plataforma Change.org por Lucía de Pazo. Es una de las hijas del maquinista del pesquero hundido. Lo hace en nombre propio y de las familias de las demás víctimas. Pues bien, prácticamente el viernes, primer día de recogida de adhesiones a la campaña bajo el epígrafe «Reactiven la búsqueda de los tripulantes desaparecidos en el Villa de Pitanxo ¡ya!», habían reunido casi 50.000 firmas, listón que ayer sábado superaban holgadamente.

Lamentablemente las esposas, madres, hijos e hijas de las víctimas han recibido más información de los medios de comunicación y las redes sociales, que por parte del Gobierno y de la armadora del pesquero que, demoró hasta el viernes, su primera comunicación oficial.

"LA MUERTE NO ES EL FINAL" CANTADA POR LA ESCUELA NAVAL MILITAR DE MARIN EN LA JURA DE BANDERA 2014

¡DESCANSEN EN PAZ, LOS PESCADORES FALLECIDOS, CON UNA ORACIÓN POR SUS ALMAS Y UN CONSUELO PARA SUS APENADAS FAMILIAS!