Alejadísimos de las sombras, quienes manejan el Gran Teatro del Mundo, todo tan calderoniano, insuperablemente descritas en la alegoría de la caverna platónica. La chusma, nosotros, tenemos los ojos extremadamente cerrados. ¿Recuerdan el título de la excelente peli-  y amputada en lo nuclear - del magno Kubrick? Eyes wide shut. Nada sabemos de la realidad. En el séptimo libro de La República se expone con absoluta brillantez el conocido relato que utiliza Platón como explicación mítica de la situación en la que se encuentra el hombre respecto al conocimiento. Etimología sencilla: ἐπιστήμη, epistḗmē, episteme. Conocer, nada sabemos. Conclusión: somos infinita (y culposamente) ignorantes.

Mascarada veneciana

El documental que les presento, Out of shadows, tiene como hilo conductor al actor Mike Smith. En su hora y cuarto expone cómo la industria del cine y el entretenimiento, en especial Hollywood y los grandes medios de comunicación se hallan financiados y teledirigidos y financiados por los siniestros servicios secretos además de ser, corolario lógico, un culto satánico pedocriminal.

El docu, extraordinario. Por momentos, sublime. Nos da alguna pista para intuir en qué oscuras manos se encuentra nuestro destino. Eso sí, algunos echamos de menos más conexiones. Tirar de más hilos. Gatear la diabólica pirámide de (verdadero) poder. Los vínculos, por ejemplo, de Hollywood con las mafiosas - literales y metafóricas- familias de la nobleza y realeza romana, veneciana por supuesto. Al fin y a la postre con los bozales actuales todo deviene siniestra mascarada más propia de los carnavales de la ciudad italiana.

La historia secreta de Hollywood, Rafapal

También les recomiendo, por supuesto, La historia secreta de Hollywood. De Rafael Palacios. Aunque matizaría bastantes- muchas - cosas de su estupendo libro, siempre merece la pena leer al amigo Rafapal. Y, por supuesto, Rafa, no lo dudes, la pesadilla acabará. Y ganarán los buenos. En fin.