Nada se puede esperar de los medios de comunicación en general y de algunos comunicadores en particular. De estos comunicadores que no se puede esperar nada, en la lista evidentemente está Jesús Cintora que lo que ha hecho en su programa, no ha sido otra cosa que:

1. Señalar a unos policías que en sus rondas callejeras, deciden tomar un café y un pincho de tortilla, cuando les toca, en el bar del bueno de Chen, probablemente porque sea donde más les guste la cocina del barrio, porque lo que no sabe el impresentable de Cintora es que esos policías cuando reciban la orden de apalear a Chen, lo harán sin miramientos, pues como decimos muchas veces, la policía hoy, es un cumplidor de las órdenes del estado comunista en el que vivimos.

2. Señalar un bar, en el que trabajan un camarero marroquí y el matrimonio Chen en el que suelen estar sus hijos menores, para que sea atacado por los violentos.

Sigue así Cintora, que vas por el camino correcto de la información, para que te nombren Director de RTVE o, por qué no, Ministro de Comunicación. Por lo demás, llegará tu hora, en el buen sentido, por supuesto, pues las purgas sois vosotros los que las hacéis, pero mientras tanto, a ver si tienes lo que hay que tener, para señalar de esa manera a un bar de abertzales o de los incendiarios independentistas. 

Seguiremos esperando, pero mientras tanto, permíteme que te llame cobarde y vendido. Espero que pronto estés con Máximo Pradera en la empresa más grande de España.