Viajaba con sus padres en un camión cuando sufrieron un accidente. Se encontraron los cuerpos de los dos adultos, pero no el del pequeño Juan Pedro, de sólo diez años. Expediente Marlasca reveló nuevos datos.

Expediente Marlasca reabrió la investigación y desvela este domingo nuevas pistas sobre este misterioso caso. De hecho, ha vuelto a sentarse con su tío, que confía en que su sobrino está vivo.

"Quizá se lo llevaron y lo metieron en una red de trata, tal vez se lo llevaron al extranjero porque en los 80 hubo muchas adopciones ilegales", añade García.

Barajaron dos teorías, una se basaba en que al niño lo hubieran secuestrado unos narcos. Otra, que el ácido que transportaba el camión desintegrara el cuerpo. Los expertos, esta última, la han descartado.

"Mínimo se tardan días, en horas es imposible que se destruya un tejido corporal", explica Paula Álvarez, ingeniera química de Manuel Riesgo S.A.

El tío recalca que la familia no ha perdido la esperanza: "Es muy duro no saber qué ha pasado con un familiar". Un caso que, según la Interpol, es el más misterioso ocurrido en Europa en los últimos 32 años.