La Asociación Memoria Histórica “RAÍCES” ha interpuesto un recurso contencioso administrativo ante la Audiencia Nacional (ved documentación acreditativa al final de esta nota de prensa) contra la asignación “a dedo” de las subvenciones de la Memoria Histórica que ha adjudicado recientemente el Departamento de la Vicepresidenta del Gobierno Doña Carmen Calvo.

De momento no se han solicitado “medidas cautelares”, que quedan reservadas por esta Asociación recurrente a cómo se vayan desarrollando la ejecución de los trabajos memorialísticos que lleven a cabo los entes agraciados con el dinero público.

Especial seguimiento será llevado a cabo por esta Asociación recurrente ante los “trabajos arqueológicos” que en plena campaña electoral en la Comunidad de Madrid va a iniciar esta semana el CSIC, en concreto el martes 27 de abril, en el poblado obrero del Valle de los Caídos, donde estuvieron alojados los trabajadores que participaron en su construcción.

Véase:https://www.patrimonionacional.es/actualidad/noticias/comienzan-los-trabajos-arqueologicos-en-el-poblado-obrero-del-valle-de-los

Según la tesis oficial, dichos trabajos servirán para construir un relato sobre cómo vivían los mencionados trabajadores por lo que, dada la falsedad habitual de estos relatos, hay que poner especial atención a lo que “casualmente” se pudiera encontrar allí el CSIC, ya sean por ejemplo “sospechosos” restos o incluso los típicos elementos sentimentales que habitualmente acompañan este tipo de actuaciones forenses en el ámbito de la Memoria Histórica, que en todo caso servirán para agradar los intereses políticos y electoralistas del actual gobierno social comunista, en plena campaña electoral, por parte del CSIC, organización científica pública fundada por Francisco Franco en el año 1939 y convertida hoy a este respecto en un inútil arrabal científico con meros intereses ideológicos serviles al gobierno de Pedro Sánchez y sus aliados comunistas e independentistas.

La subvención concedida al CSIC en el ámbito de la Memoria Histórica para este fin ha sido de 12.000 euros y se puede consultar en el siguiente enlace:

https://www.mpr.gob.es/memoriademocratica/Documents/2_Resoluci%C3%B3n%20Ministra%20Firmada.pdf

Quizá donde habría que realizar verdaderamente prospecciones arqueológicas y científicas relativas a la Memoria Histórica sería en el propio CSIC por su origen claramente franquista, al objeto de crear un relato veraz sobre sus orígenes franquistas.

Es evidente que en este tipo de actuaciones memorialísticas con tanto sesgo y peligro científico, sería preciso que hubiera una auditoría independiente al objeto de que se validara la veracidad de cualquier descubrimiento, pues es evidente que el CSIC carece hoy de imparcialidad, y al igual que recibe dinero ilegal “a dedo” es muy posible que sus conclusiones científicas sean también “a dedo”.

La Asociación “RAÍCES” desea dejar claro que la subvención pública otorgada al CSIC para realizar prospecciones arqueológicas en el Valle de los Caídos en plena cuarta ola de la Pandemia es ILEGAL, pues nunca el CSIC podría ser beneficiaria de dicha subvención.

Según dispone el artículo 3.2 de la convocatoria de estas subvenciones: «Quedan excluidas como posibles beneficiarias las entidades societarias con ánimo de lucro, las entidades de derecho público, los partidos políticos, los colegios profesionales y otras entidades con análogos fines específicos y naturaleza que los citados anteriormente».

Se puede leer la convocatoria de estas subvenciones y dicho artículo 3.2 en el siguiente enlace:

https://www.mpr.gob.es/memoriademocratica/Documents/Convocatoria%20firmada%20vc.pdf

Pues bien, la Agencia Estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), como es sabido, es un Organismo público de investigación, adscrito al Ministerio de Ciencia e Innovación a través de la Secretaría de Estado de Investigación, según dispone su Estatuto orgánico, aprobado por Real Decreto 1730/2007, de 21 de diciembre.

Por consiguiente, tratándose de una entidad de derecho público, queda a juicio de esta Asociación, expresamente excluida como beneficiaria de las subvenciones, infringiendo con ello la resolución sobre las bases de la convocatoria, lo que señala que nos movemos claramente en un marco de ilegalidad, impunidad y burdo electoralismo.

Desde la Asociación “RAÍCES” queremos denunciar el uso arbitrario y electoralista del dinero público dedicado a construir mentiras que sostengan relatos falsos de memoria histórica.

El Valle de los Caídos vuelve a ser objeto de otra ilegalidad más con cargo a los presupuestos generales del Estado por parte de un Gobierno social comunista que de forma constante descarrila política y judicialmente por méritos propios.