El Gobierno de Pedro Sánchez autorizó en el Consejo de Ministros del pasado 24 de marzo, un fondo de 300 millones para políticas sociales a las Comunidades Autónomas que el Gobierno de Díaz Ayuso aún no ha hecho llegar a los Ayuntamientos.

La Alcaldesa, Noelia Posse, reclama a la Comunidad de Madrid los más de 680.000 euros que corresponden al Ayuntamiento de Móstoles de los 300 millones de euros para políticas sociales que el Gobierno de Pedro Sánchez aprobó dar a las Comunidades Autónomas en el Consejo de Ministros del pasado 24 de marzo. Unos fondos cuyo objetivo era paliar la grave crisis provocada por el coronavirus que están viviendo los ciudadanos.

La Alcaldesa denuncia la desidia y el abandono del Gobierno que preside Isabel Díaz Ayuso, que tras ese Consejo de Ministros solicitó con urgencia a los Ayuntamientos que comunicasen a qué planes iban a destinar los fondos. El Gobierno de Móstoles remitió las necesidades el pasado 8 de abril. Cinco meses después, la Comunidad de Madrid aún no ha firmado el convenio ni ha puesto a disposición del Ayuntamiento de Móstoles los fondos comprometidos.

Para la regidora mostoleña, el Gobierno de la Comunidad de Madrid, formado por PP y CS, vuelve a dar la espalda a los más necesitados, retrasando de un modo injustificable la llegada a los municipios de unos fondos esenciales para seguir dando una respuesta eficaz a los ciudadanos que más están sufriendo la crisis provocada por la emergencia sanitaria de la COVID-19. “Díaz Ayuso incumple una vez más sus compromisos- asegura- bloqueando con su ineficaz gestión la distribución de las ayudas concedidas por el Gobierno Central”. 

El Gobierno Local formado por PSOE y Podemos, pretendía destinar los fondos a garantizar que los ciudadanos más vulnerables tienen cubiertas sus necesidades inmediatas más básicas, ya sean alimentarias, de medicación, pago de suministros eléctricos, de agua y gas, becas de comedor…, a la contratación de personal para reforzar los servicios sociales municipales, desbordados por la demanda… El retraso de la llegada de las ayudas del Gobierno Central ha obligado al Ejecutivo Local a recurrir a fondos de emergencia para dar respuesta a las mostoleñas y mostoleños en situación más vulnerable, que no pueden esperar a que la Comunidad de Madrid se decida para dar de comer a sus hijas e hijos.