El virus Sars-CoV-2, que causaría la covid-19 jamás ha sido aislado ni purificado. Obvia y consecuentemente, la secuencia de ARN que pulula por el mundo no puede pertenecer a un virus todavía sin aislar.  Nunca se cumplieron los postulados de Koch ni con el denominado Gold Standard (o test de referencia). Estas pruebas son esenciales - e inexcusables - para determinar si un agente patógeno es la causa real de la infección.

Si no hay virus ni pandemia, ¿qué coño está ocurriendo?

En principio, todo el mundo debería preguntarse, ¿qué coño está sucediendo? Esta paranoia de masas no trata de un virus. Agenda, pues. Se trata de una genocida y eugenésica agenda (2030 ONU, por ejemplo), utilizada junto con la agenda del falso cambio climático para controlar a las masas planetarias y realizar cambios estructurales en nuestra forma de vida, fulminando nuestros derechos y libertades, mientras se va edificando progresivamente un Nuevo Orden Mundial. La Unión Europea, en España, cimiento decisivo de semejante excremento globalista. Muy sencillo de entender.

El Estado Profundo (Deep State) y sus amanuenses, los mass-mierda, diseñan el mayor fraude de la historia para manipular y devastar economías, reprimir la disidencia y apuntalar la mafia tecnosanitaria. Ay el Estado profundo, también conocido como gobierno en la sombra. Obviamente, el verdadero poder político no radica en los representantes políticos, elegidos fraudulentamente por la población, sino por personas de enorme influencia y autoridad dentro de ciertos estamentos gubernamentales que ejercen descomunal poder en la sombra, es decir más allá del control de las instituciones. Los presidentes de los respectivos gobiernos, títeres de cachiporra. Sin más.

Verdadero objetivo: acelerar agendas

El verdadero objeto de este gobierno invisible seria implantar las principales agendas del Nuevo Orden Mundial. Acelerarlas. Censura planetaria y control de la información. Dinero digital. Arrestos domiciliarios recurrentes. Ley marcial. Vacunación transgénica obligatoria. Identificación digital mediante microchip. 5-G. Transhumanismo. Posthumanidad. Utilizaron, en esta ocasión, como coartada, un “enemigo invisible” (en este caso, esta "amenaza global" es falsa), "enemigo" perfecto para provocar el pánico poblacional y el caos en la economía global. Falsa bandera, asistimos a un operación psicológica militar. Los milicos, viles ejecutores del Deep State. Tortura mundial. Mientras, los mass-mierda, alfombrillas. Embusteros, manipuladores, censores.

Eso sí, también debemos recordar que detrás de toda esta tenebrosa PLANDEMIA, siempre hay una resistencia. Un combate. Que así sea. En fin.